Hombre francés de 32 años se quita la nariz y ambas orejas para “transformarse” en un alienígena

El hombre tiene tatuada la mayor parte del cuerpo, incluidos ambos ojos, piercings e implantes en la cabeza. Habría pasado por todo este proceso para parecerse a una entidad extraterrestre. En una entrevista dice que no se arrepiente de su transformación y se encuentra orgulloso con los resultados.

Anthony Loffredo, de 32 años, ha buscado transformarse en un alienígena quitándose la nariz, partiendo su lengua y tatuándose el color natural de sus globos oculares. Además, también se cubrió el cuerpo con tinta para tatuajes y piercings para parecerse lo más posible a un extraterrestre en la vida real.

Este hombre francés se operó y extirpó la nariz esta semana en una clínica de Barcelona al encontrar un cirujano que estuviera dispuesto a hacer la operación, ya que en su país se encuentra prohibida. La cirugía conocida como «rinotomía» dejó a Anthony con un enorme agujero en la cara.

Anthony ha publicado los resultados en su cuenta de Instagram llamada «the black alien project», en la que explica que se encuentra «muy satisfecho con el resultado. Ahora puedo caminar con la cabeza en alto gracias a ti, me encuentro orgulloso de lo que hicimos juntos», refiriéndose al cirujano que lo operó.

Por si fuera poco, esta no es la primera operación «extrema» que se ha realizado el autoproclamado alienígena, ya que anteriormente le extirparon quirúrgicamente ambas orejas para parecer más extraterrestre y se arriesgó a partir su lengua, un procedimiento que implica cortar el órgano muscular en dos con usando un bisturí. Además, tomó la decisión de tatuarse ambos ojos a pesar del riesgo de quedar completamente ciego y se puso implantes dérmicos en la cara para dar a su piel una textura más irregular. Actualmente tiene protuberancias al estilo reptil en su frente y líneas cinceladas en los pómulos.

En el año 2017 le dijo al periódico francés Midi Libre: «Desde que era muy joven, me apasionaron las mutaciones y transformaciones que se podían hacer en el cuerpo humano. Me di cuenta de que no estaba viviendo mi vida de la forma que quería, por eso dejé todo a los 24 años y me fui a Australia, ahora las transformaciones se han vuelto algo normal y pienso constantemente en mis planes para los próximos meses y años».

Actualmente, Anthony tiene más de 200 mil seguidores en su cuenta de Instagram y planea seguir haciéndose cirugías estéticas para seguir cambiado su apariencia humana hasta transformarse en lo que el mismo ha llamado: «El Alíen Negro».