Hombre mata a su esposa al confundirla con un ladrón, pero algunas cosas no encajan

Disparó y mató a su esposa dentro de la casa que compartían. Él se justifica diciendo que se trató de un accidente, pero hay varios detalles que hacen dudar de su historia, veamos que se trata.

Mata a su esposa en medio de una crisis. Esta es la historia de la familia Gastón, en la cual, Alicia de 34 años fue asesinada por su esposo Noah, un año más joven.

La pareja vivía en el estado americano de Maine y tuvieron tres hijos, a los que la madre siempre dedicó mucha atención y se comprometió a brindarles una vida decente y feliz. Dificultades económicas habían destrozado la tranquilidad de la familia trayendo algunas discusiones, pero nada grave en el inicio. Con el paso del tiempo y el deterioro de la relación, Alicia pensaba divorciarse de su marido. Pero un día, Noah mata a su esposa disparándole en el estómago. Al llegar la policía, los cuales encontraron a la mujer en el suelo, el hombre afirmó que se trataba de un accidente y que confundió a su esposa con un ladrón. Contaba que había escuchado un sonido similar al de un walkie talkie, pensando en que los dos intrusos se comunicaban dentro de la casa. Así que agarró un rifle, una de las armas de fuego que toda familia americana suele tener para defenderse.

Así que al encontrarse con el supuesto intruso en la oscuridad, disparó, temiendo por la seguridad de su familia, sin percatarse de que estaba apuntando a su esposa. Alicia cayó de espaldas por las escaleras por el impacto de la bala en el estómago. Aquí es donde su historia comienza a fallar. Los policías notaron la tranquilidad con la que Noah había contado la historia. Los paramédicos que asistieron a la mujer cuentan: «Tenía una expresión completamente vacía y no actuaba como una persona que acababa de perder a su esposa». No hizo ni una sola pregunta sobre el estado de su esposa mientras trataban de mantenerla con vida. Además, se notaron cambios en su versión de la historia durante los dos interrogatorios que se le hicieron, diciendo que su esposa se encontraba en dos posiciones diferentes después de caer de las escaleras, excusándose diciendo que no estaba usando sus lentes.

La sentencia es muy extensa.

Alicia solía despertar antes que él para hacer el desayuno de sus hijos. Ellos cuentan que antes de todo lo sucedido tuvieron una discusión. El juicio comenzó con un cargo grave: asesinato premeditado, pero fue reclasificado debido a un error por parte del informe forense. El jurado cambió y finalmente se le declaró culpable.

Se pudo notar que siempre tocaba su anillo de bodas cuando tenía que ir a la corte. Cabe resaltar que la familia de la mujer asesinada nunca creyó en su versión de la historia. El pasado junio, 4 años después de lo sucedido, se ha dictado la sentencia final. Noah Gastón tendrá que estar en prisión hasta el año 2060.