LifeStyle

El hombre que camina con una piedra de 40 kilos sobre la cabeza para bajar de peso

Cong Yan, un ciudadano chino, comenzó con una piedra de 15 kilos y poco a poco la fue aumentando. Según él, sólo en el primer año llegó a perder más de 30 kilos.

Este famoso hombre de nacionalidad china y con 54 años, cree que las dietas que existen y/o recomiendan los nutricionistas actuales no tienen ninguna utilidad y que son una total pérdida de tiempo, puesto que él confía en su piedra milagrosa.

La anécdota de este ciudadano chino se popularizó a nivel mundial.

Según su historia, al principio usaba piedras de menor tamaño y que tenían un menor peso, pero después de un tiempo, el hombre fue aumentando de tamaño y notando como poco a poco perdía peso sin tener que seguir dietas y planes estrictos de alimentación. Incluso pudo contactarse con los responsables del libro de los récords mundiales Guinness.

Es increíble que este hombre de 54 años haya descubierto que una piedra era la solución para bajar de peso. Existen muchas personas que prueban un millón de dietas, y luego está él, que prueba con una piedra de 40 kg y anda con ella sobre la cabeza por todas partes. Pero ¿Este método si es efectivo?

Cong Yan, ha querido experimentar con este método que, a pesar de ser muy llamativo, ridículo ante los ojos de algunos y una molestia para la cabeza, le ha servido para lograr su objetivo de perder peso.

Por las redes sociales o páginas web se encuentra el procedimiento para llevar a cabo este experimento. A pesar de que realizar este método traería consigo burlas, Cong Yan consiguió despertar la curiosidad de millones de personas alrededor del mundo, además de que ahora puede alardear de su envidiable cuerpo.

A él se le ocurrió esta idea cuando llegó a la conclusión de que llevaba un estilo de vida muy sedentario, por tanto, debía cambiarlo de inmediato. Inició disminuyendo las salsas y haciendo ejercicio más seguido.

La primera vez que intentó realizar su experimento, comenzó con una roca de 15 kilos para no maltratar tanto la cabeza y los resultados fueron satisfactorios, por lo tanto, decidió agregar más peso, casi medio quintal, llevándose toda la atención y visitas que a los influencers les gustaría obtener. En su lista, lo siguiente por hacer es averiguar si esto se trata de un récord mundial, poniéndose en contacto con el Guinness World Record.

Publicaciones relacionadas