Horario de comidas: impacto en el peso corporal

La vida cotidiana es agitada, por lo que no es nada inusual que por el trabajo y la familia necesiten cenar a última hora de la noche.

Sin embargo, este hábito predispone al sobrepeso y a la obesidad: esto se confirma en un estudio recientemente publicado en la revista American Journal of Clinical Nutrition.

Más de 3.300 personas con sobrepeso u obesas fueron incluidas en este estudio.

La muestra inicial consistió en un 79% de mujeres.

Todos los participantes se adhirieron a un programa de pérdida de peso basado en los principios de la Dieta Mediterránea.

Sin embargo, se dividieron en dos grupos según los tiempos de consumo de las comidas principales.

Al comienzo del estudio, los que tendían a posponer las comidas se destacaron de los participantes que tendían a anticiparlas en cuanto a los tiempos de sueño y de despertar matutino, los niveles más altos de triglicéridos en la sangre y la menor sensibilidad a la insulina, independientemente de los valores del índice de masa corporal.

Un análisis de un subgrupo de más de 600 personas reveló que los niveles de leptina (la hormona de la saciedad) que circulaban por la mañana también eran más altos entre los que cenaban más tarde, ya que mostraban menos apetito en las primeras horas del día.

NO TE LO PIERDAS!
Suscríbete a nuestro Boletín de Noticias AURANA

Recibe puntualmente todas las noticias e informaciónes relacionadas con Aurana

Invalid email address
Puede darse de baja en cualquier momento.

Al final de las 19 semanas de intervención dietética, la pérdida de peso fue menor para los que estaban acostumbrados a comer a última hora de la noche que para los que tendían a anticipar la última comida del día.

En promedio, perdieron alrededor de un 17% menos de peso corporal inicial.

Por cada hora de retraso en las comidas hay una reducción de 50 g de pérdida de peso en una semana.

La diferencia en el logro del objetivo estaba relacionada con la menor motivación para perder peso, la mayor propensión a comer bajo estrés y a comer por la noche y delante del televisor.

Según los autores del estudio, anticipar las horas de las comidas podría ser una estrategia sencilla para mejorar la eficacia de las dietas bajas en calorías destinadas a la pérdida de peso.

También puedes leer: ¿Conoces la diferencia entre veganos, vegetarianos, crudívoros y frutarianos?