LifeStyle

Huevos en el desayuno, sí, pero ¿por qué?

¿A menudo comes huevos en el desayuno? Está bien. Además, ¡quién no lo querría! ? Es de buen gusto y también es bueno para nuestra salud. Los huevos son alimentos altos en grasa pero bajos en carbohidratos. Fortalecen nuestras defensas inmunitarias. Son parte de una dieta muy saludable. Nos ayudan a luchar contra varias enfermedades como la diabetes tipo 2. Acompañadas de pan con mantequilla o un vaso de jugo de fruta o leche, los huevos son todo lo que necesita tener en el desayuno para reponer energía. Te damos buenas razones para comer huevos en el desayuno.

Los huevos en el desayuno, múltiples beneficios

De todos los alimentos que componen nuestro desayuno, los huevos son los que tienen la peor reputación. Sin embargo, estas son solo mentiras. Los huevos son buenos para nuestra salud. Y tomados por la mañana, pueden contribuir significativamente a mejorar nuestra salud. Además, no hay dos como ellos. Los huevos son alimentos completos. Contienen vitaminas A, D, E y K. También son ricos en minerales, yodo, selenio, hierro y fósforo. Están provistos de carotenoides, los elementos esenciales para mejorar nuestra visión. En resumen, los huevos tienen considerables beneficios para la salud. Entre ellos, vamos a mencionar algunos.

Un alimento para adelgazar

Primero, los huevos son alimentos adelgazantes. Esto es quizás sorprendente ya que los huevos son bastante grasos. Incluso dicen que aumentan los niveles de colesterol en nuestro cuerpo. Pero eso queda por verificarse. Y como dicen, todo exceso es un defecto. Debes limitar tu consumo de huevos al desayuno. Tomados en cantidades normales, pueden ayudarlo a perder peso. Son grasa, pero son bajos en calorías. Un huevo tiene solamente 80Kcal. Comer un huevo te permite vencer tu hambre durante el día. Y si no puede pensar en los antojos, seguramente perderá peso. Siga una dieta deliciosa para adelgazar con huevos.

 Un alimento energizante

Dado que los huevos contienen grasa, grasa buena, son una fuente de proteínas. Comer huevos en el desayuno te ayudará a lidiar con tu día. Estarás lleno de energía temprano en la mañana. Y tu cuerpo te lo devolverá. Esta completa ingesta nutricional le permitirá trabajar mejor. En resumen, con los huevos en el desayuno todo parece mejorar.

 Para fortalecer nuestro rendimiento cognitivo

Al incorporar huevos en el desayuno, estará a salvo de todos los trastornos de la función cerebral, de un deterioro cognitivo. Su sistema nervioso se reinicia desde 0. De hecho, los huevos contienen una sustancia que mantiene todas nuestras funciones cerebrales. Esta sustancia se llama colina. Refuerza nuestra memoria y nuestra concentración. Hace que nuestro cerebro sea más dinámico y más sensible. Por lo tanto, comer huevos en el desayuno no está prohibido. Además, al comerlos se reduce el riesgo de trastornos cardiovasculares.

Come huevos para motivarte.

¿Estuviste de mal humor ayer? Para motivarte hoy, come huevos en el desayuno. Estos son alimentos altamente efectivos para que usted pueda eliminar el estrés y ponerse en forma. Pueden producir fácilmente dopamina, la hormona responsable de la excitación y la motivación. No es sorprendente ver cuántas comidas rápidas agregan huevos a sus platos. Tomarlos en la mañana es aún mejor.

Los huevos protegen nuestros ojos.

Sí, como las zanahorias, los huevos también contienen una buena dosis de carotenoides. Además de la luteína y la zeaxantina, esta sustancia ayuda a nuestro sistema visual a reducir el riesgo de cataratas. Lo que significa que comer huevos en el desayuno es ideal para los ancianos. Además, al comer huevos, nuestros ojos están mejor protegidos de los rayos ultravioleta y de los efectos de la luz del día.

¿Cómo elegir tus huevos en el desayuno?

A pesar de que los huevos son buenos para usted, deben ser bien elegidos. En general, hay cuatro tipos de huevos. Primero, hay huevos de gallina alimentados solo con alimentos orgánicos y criados al aire libre. Estos son los mejores. Son más saludables y merecen ser parte de nuestro desayuno. Luego, hay huevos de gallinas criadas al aire libre pero que se alimentan de alimentos bioquímicos. En tercer lugar, no olvidemos también los huevos de las gallinas encerrados y, finalmente, los huevos de las gallinas criados en baterías. Estos deben ser prohibidos de su dieta. Estos huevos pueden cambiar en cualquier momento y por lo tanto te enferman. En resumen, los buenos huevos son aquellos diseñados naturalmente y en las mejores condiciones.

Algunas recetas de huevo en el desayuno

Si no está lo suficientemente reacio a comer salado por la mañana, aquí le explicamos cómo cocinar los huevos para el desayuno. Como sabemos, hay 3 formas de cocinar los huevos:

Tortillas o huevos revueltos: este primer método de cocción quizás sea conocido por todos. Simplemente rompa los huevos, bátalos en un bol, agregue sal y pimienta. Luego vierta todo en una sartén con aceite para freír. Para personalizar su plato, siempre puede agregar otros ingredientes como champiñones, tomates y cebollas, curry, etc. ;

Huevos duros: esta es la forma más fácil de cocinar los huevos. Sumerja los huevos en agua hirviendo y cocine por 10 minutos. Luego retírelos y lávelos con agua fría antes de pelarlos;

Huevos fritos: el principio de cocción es el mismo que para las tortillas, pero aquí ya no es necesario batir los huevos. Cocine los huevos en una sartén previamente aceitada y agregue sal justo después de cocinarlos.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.