LifeStyle

Ikea indemnizará con 41 millones a los padres de un niño muerto en EE UU por culpa de una cómoda

Es un acuerdo muy costoso para Ikea. El gigante sueco de muebles acordó pagar 46 millones de dólares, unos 40 millones de euros, a los padres de una familia cuyo hijo de dos años murió en 2017, aplastado por una cómoda de la línea Malm, informa el «New York Times”.

Para Ikea no es el primer acuerdo de este tipo. Ya ha pagado una suma similar, pero para compensar a tres familias.

El principal argumento presentado por los abogados es que Ikea sabía el riesgo de que las cómodas se volcaban, pero no advirtió lo suficiente a sus clientes. Además, la compañía ofreció un kit de sujeción de la cómoda a la pared para evitar que el mueble fuera inestable y se volcara si un niño intentaba trepar por él. El accidente de California se produjo después.

El hijo de la familia compensado por la suma de $ 46 millones murió de asfixia. Murió después de que los muebles comprimieron notablemente su cuello y después de que fue descubierto atrapado por su padre. «Habría tenido 5 años en abril», contaron sus padres el lunes. No pensaron que una cómoda de 75 cm pudiera volcarse y asfixiarlo. Afirmaron que más tarde se enteraron de que este modelo no cumplía con los estándares.

Ikea expresó su «satisfacción» por haber encontrado un acuerdo, incluso si «nada puede cambiar estos trágicos acontecimientos». Además, apunta que desde entonces ha tomado medidas para concienciar a los padres del riesgo de que los muebles se vuelquen por accidente y, añade, que está trabajando en la resolución del problema. “Seguimos comprometidos a trabajar de forma activa para abordar este importante problema de seguridad en el hogar. Nuevamente, ofrecemos nuestras más sinceras condolencias”, señaló un portavoz de Ikea al diario neoyorkino.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.