Salud

Infecciones urinarias: alimentos y bebidas que deberías evitar

Una necesidad muy frecuente de ir a orinar acompañada de ardor o dolor. Las infecciones del tracto urinario o cistitis son muy comunes durante el verano.

La deshidratación, favorecida por las altas temperaturas conducen a una menor producción de orina, lo que hace que las bacterias presentes en el ano puedan estancarse en la vejiga y provocar una infección. Para evitar la cistitis estival, es importante consumir la suficiente agua durante el día y poner en marcha una dieta rica en fibra, priorizando cada día al menos 5 raciones de frutas y verduras. Este tipo de dieta es importante porque el estreñimiento favorece la cistitis y el estancamiento de las heces, lo que provoca la multiplicación de los microbios en el organismo.

Cuando se está pasando por una infección en el tracto urinario, será mucho mejor evitar aquellos alimentos que puedan aumentar la inflamación de la pared de la vejiga y que aumenten la acidez con la que se expulsa la orina. La cistitis en la gran mayoría de los casos tiene un origen bacteriano. Cuando esto sucede, la mejor alternativa es adaptar nuestra dieta para evitar que estas vuelvan a aparecer.

¿De qué tipo de alimentos estamos hablando?

Las especias y los platillos picantes pueden producir irritación en la vejiga, por lo que es mejor opción evitarlos. El consumo excesivo de azúcar favorece el desarrollo de infecciones urinarias, alimentando a las bacterias responsables de su aparición, por lo que es mejor evitar el azúcar refinado también.

¿Qué bebidas deberíamos evitar?

Si bien ya dijimos que la clave se encuentra en beber mucho líquido, no se trata de deber cualquier tipo de bebidas, sobre todo en caso de cistitis, ya que se deben evitar a toda costa los líquidos que tengan un alto contenido de azúcar, como los refrescos, zumos embazados y gaseosas.

Además, también debes evitar el consumo de alcohol, por lo que la mejor opción siempre va a ser el agua pura rica en bicarbonatos o con la adición de zumo de limón puro con el fin de alcalinizar el pH de la orina. El limón cuenta con una gran virtud antibacteriana pese a que la cantidad que se use sea pequeña.

Entonces ¿Qué alimentos deberíamos priorizar en nuestra dieta para prevenir las infecciones urinarias?

El alimento más reconocido por los expertos debido a sus efectos sobre las infecciones en el tracto urinario es el arándano rojo, el cual podemos encontrar fácilmente en los supermercados en forma de comprimidos o zumos. Muchos estudios han demostrado que los productos que se hacen con el arándano rojo reducen la adhesión de ciertas bacterias que son responsables del desarrollo de infecciones urinarias en las paredes del tracto urinario. Este es un efecto que se relaciona con la presencia de sustancias antioxidantes que reciben el nombre de proantocianidinas y que se encuentran en los productos derivados del arándano.

Publicaciones relacionadas