Intentan tomarse una selfie en una cascada, resbalan y pierden la vida

La tragedia tuvo lugar el pasado domingo cerca de Lages, Brasil. Las dos víctimas, de 18 y 19 años, querían tomarse una foto cuando una resbaló y la otra la siguió en un intento por salvarla.

El suceso se presentó en Lages, Santa Catarina, Brasil, en donde las jóvenes sufrieron una caída de aproximadamente 30 metros de altura. Según algunos testigos que presenciaron el hecho, una de las jóvenes resbaló de repente mientras caminaba cerca de la orilla de la cascada y la otra, al tratar de sujetarla para ayudarla, perdió el equilibrio.

Bruna murió inmediatamente en el lugar, mientras que Monique fue sacada del sitio con vida y recibió los primeros auxilios de los paramédicos quienes intentaron desesperadamente salvarle la vida, pero falleció camino al hospital. La herida en la cabeza que sufrió tras la caída fue demasiado grave. Los rescatistas dijeron que el área donde las dos niñas se habían aventurado estaba fuera del alcance de los visitantes.

Momentos antes del fatal hecho, las jóvenes habían publicado sus fotos en sus respectivas redes sociales. Por lo que han sido muchos los mensajes de condolencia y tristeza que han estado llegando a sus perfiles en memoria de las dos jóvenes fallecidas.

El funeral de los dos jóvenes amigas se celebró en una iglesia de Lages, su ciudad natal, en medio del dolor de familiares y amigos. Dmitri Arruda, dueño de un restaurante de comida rápida donde Monique trabajaba mientras estudiaba para ser enfermera, dijo a los medios: “Comenzó como cajera antes de trabajar conmigo en la administración del lugar. Cuando me enfermé, ella me ayudó y básicamente manejó el negocio sola ”.

Según la Policía Militar de Santa Catarina, el lugar donde estaban las jóvenes se encontraba cerrado para los turistas. Pero debido a la falta de control en el sitio, son muchas las personas que suelen llegar allí para observar la belleza natural que posee este hermoso lugar.