Joven acaba con la vida de sus padres, hermana y abuela un día antes de la graduación: había dejado la universidad

La familia de Menhaz Zaman de 24 años de edad, que vivía en Markham, Canadá, estaba convencida de que a su hijo le esperaba un gran futuro.

Durante años habían pensado que su hijo pasaba sus días entre libros y que ahora estaban listos para celebrar su graduación. Pero mientras estaban ocupados con los preparativos finales para la gran fiesta, Menhaz ideó un plan para eliminar su familia y no tener que revelar a todos que había llevado una doble vida. De hecho, en lugar de ir a cursos de ingeniería en la Universidad de York, el chico pasaba sus días frente a los videojuegos, en el gimnasio o deambulando por los centros comerciales.

Menhaz había decidido dejar de ir a la universidad, porque se encontraba deprimido luego de obtener bajas calificaciones en los primeros exámenes, por lo que mejor optó por retirarse sin contarle a la familia sobre su decisión.

Durante años vivió y planeó toda una mentira para sí mismo y su familia hasta la víspera de su graduación, cuando decidió matar a su madre Momotaz Begum, de 50 años, su padre Moniruz Zaman, de 59, su hermana Malesa Zaman, de 21, y a su abuela Firoza Begum, de 70.

NO TE LO PIERDAS!
Suscríbete a nuestro Boletín de Noticias AURANA

Recibe puntualmente todas las noticias e informaciónes relacionadas con Aurana

Invalid email address
Puede darse de baja en cualquier momento.

Las primeras en morir fueron la madre y la abuela. Después de realizar sus primeros dos asesinatos, se sentó a jugar videojuegos esperando que su padre y su hermana regresaran del trabajo: en ese momento les golpeó en la cabeza y les cortó el cuello. Poco después, envió un mensaje de texto a sus amigos: “Soy un subhumano cobarde y patético. Había estado planeando todo esto durante tres años ”. Sus amigos llamaron a la policía, la cual encontró los cuerpos de las cuatro víctimas en la casa de la familia.

El mes pasado, Menhaz se declaró culpable del asesinato en segundo grado de su madre y de los asesinatos en primer grado de su abuela, hermana y padre. En la audiencia previa a la sentencia dijo: «Realmente no estoy seguro de lo que va a pasarme, pero me gustaría poder disculparme con cualquiera que se haya visto afectado por mis acciones, especialmente a mis otros familiares y a aquellos que eran cercanos a mi familia, amigos y otros seres queridos. De verdad lo siento.»

El próximo 2 de noviembre, el juez encargado tendrá que decidir cuál será la sentencia para el joven, pero ya se dice que puede ser una condena de 40 años en prisión sin derecho a libertad condicional.