Joven de 14 años se quita la vida en su escuela por acoso escolar

Los hechos sucedieron en la Escuela Windermere, localizada en la región de Lake District en Inglaterra, en donde un joven de tan solo 14 años llamado Pierre DaCosta Noble de ascendencia francesa, se quitó la vida ahorcándose en dicha escuela.

Este prestigioso internado al que asistía Pierre, tenía un valor de 30.000 euros al año.

Todo sucedió el pasado mes de noviembre del año 2019, cuando al notar su desaparición, los profesores dispararon las alarmas pidiendo a todos sus compañeros que lo buscaran. Fueron precisamente dos de los compañeros de Pierre quienes encontraron su cuerpo. Este prestigioso internado al que asistía Pierre, tiene un valor de 30.000 euros al año.

Inmediatamente fue llevado a la urgencia del Royal Lancaster Infirmary, donde luego de varios intentos por salvarle la vida, el joven fue declarado muerto pocas horas después.

Según la primera investigación realizada, existieron dos incidentes cruciales de acoso que habría sufrido el estudiante dentro de la escuela: algunos estudiantes lo atacaron esparciendo heces en sus zapatos y después la esparcieron en la almohada de su habitación. Pero según esta primera investigación realizada por las autoridades, este acoso no habría influido directamente en la decisión del joven de suicidarse.

NO TE LO PIERDAS!
Suscríbete a nuestro Boletín de Noticias AURANA

Recibe puntualmente todas las noticias e informaciónes relacionadas con Aurana

Invalid email address
Puede darse de baja en cualquier momento.

Al parecer, cuando el forense investigador, Andrew Tweddle, le preguntó a la directora de tutelas de la escuela, Jennifer Davies, si ella creía que la investigación era correcta, ella le respondió: “Con el tiempo, dudo mucho que la conclusión del informe sea correcta”.

Sus compañeros de clases y profesores describieron a Pierre como un alumno modelo que era muy popular en su escuela. Pero algunos amigos cercanos del joven indicaron que Pierre les había confesado que no se sentía feliz y que no podía divertirse como él quería. Según dicen algunos profesores, el joven sufrió ataques por ser precisamente muy popular entre todos los estudiantes.

Igualmente, se le preguntó al director Ian Lavender por qué motivos luego de conocer los incidentes de intimidación, nunca tuvo una entrevista directa con el estudiante. El director respondió que él se encontraba al tanto de la situación, pero que al ser calificado como acoso escolar, tardó mucho en estructurar una investigación, y agregó lo siguiente: “Lamento profundamente no haber estado involucrado como se debía en el asunto desde mucho antes”.

Además, se conoció que en marzo del presente año otro estudiante de la prestigiosa escuela había intentado suicidarse después de los numerosos hechos de intimidación que se presentaban contra él, ya que se burlaban constantemente por su estatura.