Insólito

Una joven de 20 años desarrolla un extraño tipo de cáncer por morderse las uñas

Una joven de veinte años perdió un dedo a causa de un raro cáncer de piel que, según algunos médicos que la visitaron, habría surgido debido al mal hábito de morderse las uñas.  La terrible experiencia de Courtney Whithorn: este es el nombre de la joven australiana, estudiante de psicología.

Por su continuo estado de nervios y la ansiedad que le provocaba el acoso que sufría por parte de sus compañeros en el instituto.  Courtney Whithorn cogió la costumbre de morderse las uñas hasta el punto de perder la uña entera de un pulgar, según publica el diario ‘Daily Mail’. La joven se asustó cuando su dedo comenzó a ennegrecer, pero lo mantuvo oculto por vergüenza ante sus amigos y familiares durante cuatro años.

«Lo peor fue descubrir que era el hábito de morderme las uñas lo que causaba el cáncer». La joven recurrió a un cirujano plástico con la esperanza de que le reconstruyeran la uña perdida, pero fue allí cuando descubrieron lo que en realidad le sucedía: tenía un raro cáncer de piel. La estudiante se sometió a varias intervenciones, pero, a pesar de los esfuerzos de los médicos por salvar su dedo, al final fue necesario proceder con la amputación del pulgar. «Lo peor fue descubrir que era el hábito de morderme las uñas lo que causaba cáncer», dijo la joven. «Cuando me corté la uña hace cuatro años, ni mis padres ni mis amigos se dieron cuenta porque siempre usaba uñas postizas», agregó.

Aunque el médico de Courtney afirma que el cáncer fue causado por su hábito de morderse las uñas, algunos sanitarios discrepan de su diagnóstico, como el doctor Nis Sheth, dermatólogo consultor y portavoz de la Fundación Británica para la Piel. Sheth asegura al Daily Mail que aunque el trauma físico se haya asociado con la aparición de algunos cánceres de piel, es improbable que el hecho de morderse las uñas haya conducido a la aparición del tumor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.