La artritis reumatoide: Aquí viene un nuevo descubrimiento

La artritis reumatoide es una enfermedad inflamatoria autoinmune crónica que afecta preferiblemente a las pequeñas articulaciones de las manos y los pies, provocando erosión ósea y deformaciones articulares con un dolor significativo e impotencia funcional. Un estudio, realizado por investigadores de la Universidad de Génova, dirigido por Antonio Puccetti, y de la Universidad de Verona, dirigido por Claudio Lunardi y Marzia Dolcino, y publicado en la prestigiosa revista «Cells», ha revelado muchas cuestiones importantes sobre esta enfermedad.

La artritis reumatoide es una enfermedad sistémica que afecta a varios órganos como el pulmón, el corazón, la piel (nódulos reumatoides) y los vasos (vasculitis), por lo que a menudo presenta un cuadro clínico complejo. Aunque todavía se desconoce la causa de la enfermedad, se sabe que los factores genéticos, ambientales (humo de cigarrillos, agentes infecciosos, dieta) y epigenéticos contribuyen a su patogénesis.

En una nota de prensa de la agencia Adnkronos, Marzia Dolcino explica que «la molécula identificada por el equipo o el ARN no codificante RP11-498C9.15, se encuentra entre estos mecanismos epigenéticos, pudiendo modificar la expresión de los genes involucrados en la patogenia de la enfermedad». «Los mecanismos epigenéticos representan un vínculo entre los factores genéticos y ambientales y contribuyen de manera fundamental a la patogénesis de muchas enfermedades – continúa Dolcino – La genética convencional (es decir, el estudio de los genes codificantes, que conducen a la síntesis de una proteína) no es capaz de explicar el origen de las enfermedades autoinmunes/neoplásicas».

«Decidimos estudiar los mecanismos epigenéticos que podrían estar implicados en la artritis reumatoide analizando unos 540.000 genes conocidos, de los cuales más de 50.000 son moléculas de ARN no codificantes, que no se utilizan para la síntesis de proteínas pero que son capaces de regular la expresión de los genes codificantes», explica Antonio Puccetti. «Hemos identificado el ARN no codificante RP11-498C9.15 que es capaz de regular muchos genes asociados con la aparición y las manifestaciones clínicas de la artritis reumatoide».

NO TE LO PIERDAS!
Suscríbete a nuestro Boletín de Noticias AURANA

Recibe puntualmente todas las noticias e informaciónes relacionadas con Aurana

Invalid email address
Puede darse de baja en cualquier momento.

«Este nuevo estudio -señala Claudio Lunardi- reafirma la importancia de los mecanismos epigenéticos en la regulación de la expresión de genes cruciales para la aparición de enfermedades. El hecho de haber identificado que el producto de un gen no codificador (RP11-498C9.15) es capaz de modular la expresión de los genes que codifican moléculas importantes en la génesis de la artritis reumatoide sugiere que esta molécula debería ser estudiada para el desarrollo de nuevos enfoques terapéuticos».

«Aunque algunos de los genes codificantes implicados en la enfermedad ya se conocen, las terapias actualmente en uso se dirigen a uno o unos pocos productos de estos genes, por lo que dirigirse a una molécula que modula muchos genes implicados en la enfermedad puede resultar útil para la realización de terapias innovadoras aún más eficaces», concluye Lunardi.

También puedes leer: ¿Por qué duelen las rodillas y las articulaciones cuando llueve?