La atroz historia de dos hombres que dejaron embarazada a su hermana, pero un fiscal les impide ir a prisión

Los dos hermanos pertenecientes a la comunidad Amish de Missouri, Estados Unidos, lograron evitar ir a la cárcel, pese a que confesaron que abusaron sexualmente de su hermana de 13 años.

Aaron Schwartz de 22 años y Petie Schwartz de 18, confesaron ser los culpables de los cargos de abuso en menor de 14 años en tercer grado. Los hechos se presentaron a comienzos del mes, y en el caso también se encuentran involucrados otros dos hermanos menores de edad.

Sin embargo, pese a confesar sus atrocidades, los dos hombres quedaron en libertad porque el fiscal del caso consideró que ellos “habrían sido devorados vivos en la cárcel”.

Según la niña, estos dos hermanos no fueron los únicos miembros de la familia que abusaron de ella, ya que otros dos hermanos menores de edad también lo habrían hecho. Pero el fiscal no solo aseguró lo anterior, sino que afirmó que en apoyo de la falta de emisión de la pena de cárcel, la relación entre los hermanos y la menor de 13 años era una “relación diferente”, es decir, que no es una relación como la de un padre que ejerce un cargo de autoridad al cometer abusos sexuales en contra de un niño, y que por tanto los hermanos “eran realmente inmaduros”.

Según declararon los hermanos Schwartz, el abuso se venía presentando un año antes, cuando la niña tan solo tenía 12 años, también confesaron haber abusado de ella por lo menos seis veces cada uno en su casa. Según manifestó el fiscal del condado de Webster, Ben Berkstresser, la menor de edad dio a luz hace unas semanas y uno de sus 4 hermanos es el padre del bebé.

Los hermanos debían ser condenados a 15 años de cárcel, pero el fiscal del condado optó por solicitar una condena mucho menor por compasión con los sujetos.

El médico que atendió a la niña fue quien dio la voz de alarma al darse cuenta de que estaba embarazada a sus 13 años.

Los sujetos se salvaron de quedar encerrados en el sistema penitenciario estadounidense. Lo único que deberán realizar es una carta de disculpa a su comunidad Amish, aportar un total de 500 dólares al Fondo de Restitución de la Aplicación de la Ley.

Los Amish son una comunidad que se encuentra ubicada en Estados Unidos hace ya más de 300 años, y manejan un estilo de vida basado en las tradiciones conservadoras. Entre otras prohibiciones, evitan totalmente el uso de la tecnología moderna.