LifeStyle

La ciencia confirma que la vida después del fallecimiento es real

Wernher von Braun, un ingeniero de la NASA que ayudó a los Estados Unidos a ganar la carrera de misiles con la URSS, le dijo al mundo que las leyes fundamentales del Universo hablan de la existencia de Dios y de la vida después de la muerte.

Se descubrió previamente que el alma humana pesa 20 gramos. Según las leyes de la física, nada puede desaparecer sin dejar rastro, porque la masa total debe ser preservada. La creencia de que habrá una continuación después de la muerte da a las personas la fuerza para ser mejores y más éticas, para esforzarse por mejorar y actuar con conciencia.

Los escépticos suelen ser propensos a conclusiones científicas que no pueden tener en cuenta el componente emocional y explicar la reencarnación de la parte inmaterial de una persona. Sin embargo, la ciencia tiene una sorpresa: la naturaleza no sabe lo que es la extinción, sólo sabe sobre la transformación.

Incluso si las partículas más pequeñas pasan de una fase a otra, es totalmente posible asumir que la obra maestra de la creación del Señor – el alma humana – también cambiará.

Todas las leyes de la física hablan de la continuidad de la existencia. Uno puede asumir que la muerte no es realmente el final, sino sólo la finalización de una nueva fase.

También puedes leer: El Smartphone también es un peligro para la cara

Publicaciones relacionadas