La deficiencia de estas 4 vitaminas pueden causar insomnio

Probablemente no sabías que la falta de algunas vitaminas y minerales puede desencadenar y empeorar los síntomas del insomnio. De hecho, la relación entre las vitaminas y la calidad del sueño ha sido muy difícil de explicar para los científicos.

Nuestro cuerpo necesita una amplia variedad de vitaminas y minerales para mantenerse saludable y funcionar sin problema alguno, por lo que la deficiencia de alguna de estas conduce a varios síntomas, incluyendo la pérdida de sueño.

La deficiencia de estas vitaminas puede producir insomnio:

Vitamina B12

Lo cierto es que la relación entre los trastornos del sueño y la vitamina B12 todavía se encuentran bajo estudio. Hasta la fecha se ha dicho que esta posible relación podría también involucrar a patologías como la depresión y que podrían desencadenar grandes cuadros de insomnio. Una de las hipótesis con más fuerza es la que dice que la deficiencia de vitamina B12 puede provocar un aumento en los síntomas de la depresión. Teniendo esto en cuenta, te recomendamos visitar a un médico si te sientes constantemente enfermo o decaído, especialmente si es vegetariano o vegano.

Vitamina D

La deficiencia de vitamina D se produce en gran medida por la falta de exposición a la luz solar. Cuando hay bajos niveles de esta vitamina, pueden producirse algunas alteraciones del sueño. Resulta que los niveles irregulares de vitamina D, incluidas la hipovitaminosis (Bajos niveles de la vitamina) y la hipervitaminosis (Índices excesivos de la vitamina), se han relacionado con problemas para conciliar el sueño. Los expertos han señalado que el exceso de vitamina D es responsable de sentirse somnoliento a lo largo del día. Según algunas investigaciones, cuanta menos vitamina D reciba nuestro cuerpo, más difícil será conciliar el sueño.

Para combatir la deficiencia de vitamina D, te recomendamos comer más pescado, incorporar algún suplemento nutricional a la dieta y exponerse durante 20 minutos a la luz del sol cada día.

Hierro

La deficiencia de hierro o anemia puede desencadenar un gran número de síntomas, pero su conexión con los problemas de sueño es cuanto menos interesante: lo primero a tener en cuenta es que la anemia nos hace más propensos a padecer el síndrome de las Piernas Inquietas, una condición que se caracteriza por mover inconscientemente las extremidades durante la noche. Se ha comprobado que cuanto más bajo sea el nivel de hierro, más probable es que se padezca de piernas inquietas y la calidad de sueño se vea afectada.

Cuando el organismo no tiene los índices suficientes de hierro, el cuerpo no puede producir un aminoácido llamado triptófano, el cual es necesario para producir melatonina y serotonina. La serotonina tiene un impacto directo en el estado de ánimo, la cognición y el comportamiento. Mientras que la melatonina afecta directamente en el ciclo de sueño. La serotonina es esencial para tener un sueño de calidad, pero cuando hay ausencia de hierro, todo comienza a fallar.

Si estás interesado en aumentar el nivel de hierro en tu cuerpo, te recomendamos comer alimentos como carne roja, espinacas y vitamina C.

Magnesio

Este nutriente ayuda a regular el ritmo circadiano, es importante durante el ciclo de sueño y la vigilia. Varios estudios señalan que el magnesio ayuda a relajar los músculos y a conciliar un sueño profundo. Además, el magnesio ayuda al cerebro a producir melatonina y un neurotransmisor llamado GABA que ayuda a indicar cuando es de noche y el momento de descansar.