Salud

La dieta que baja la presión arterial en tan solo 1 semana

Muchas personas desconocen que padecen de hipertensión, mientras que otras reciben tratamiento para controlarla. En ambos casos, el objetivo es preservar la salud del corazón y los vasos sanguíneos al reducir la presión arterial. Además de los medicamentos, la alimentación desempeña un papel crucial en el manejo de la hipertensión.

Un estudio presentado en el Congreso 2023 de la Asociación Americana del Corazón reveló que seguir una dieta baja en sal durante una semana puede reducir la presión arterial sistólica en aproximadamente 8 mm Hg. ¿Cómo es posible lograr este efecto tan significativo en tan poco tiempo?

El estudio CARDIA-SSBP y su impacto en la hipertensión arterial

El estudio CARDIA-SSBP, llevado a cabo por investigadores de la Universidad Médica de Vanderbilt, se realizó con la participación de 213 personas de entre 50 y 75 años, algunas de las cuales padecían hipertensión arterial y otras no. Durante el estudio, se utilizó una variedad de productos comerciales bajos en sodio. Se midió la presión arterial de los participantes durante un período de 24 horas. Luego, algunos siguieron una dieta rica en sal (aproximadamente 2,200 mg de sodio adicionales al día) mientras que otros siguieron una dieta baja en sal (aproximadamente 500 mg en total al día) durante una semana, para luego intercambiar los regímenes la semana siguiente. Al finalizar cada semana, se volvió a medir la presión arterial durante un período de 24 horas.

Los resultados del estudio fueron sorprendentes. La dieta baja en sodio logró reducir la presión arterial en casi el 75% de los participantes en comparación con la dieta alta en sodio. Aquellos con una presión arterial sistólica inicial promedio de 125 mm Hg experimentaron una disminución a 126 mm Hg con la dieta alta en sodio y a 119 mm Hg con la dieta baja en sodio. Estos cambios en la presión arterial fueron independientes del uso de medicamentos antihipertensivos y no se asociaron con eventos adversos significativos.

El Dr. Deepak Gupta, investigador principal del estudio, afirmó que la reducción observada en la presión arterial es comparable a la producida por un solo medicamento antihipertensivo. Según él, cualquier reducción posible en la ingesta de sal es probablemente beneficiosa para la salud cardiovascular. No es necesario seguir una dieta completamente libre de sal, sino realizar ciertos esfuerzos para reducir su consumo.

Recomendaciones para una alimentación saludable y baja en sal

  • Es importante familiarizarse con los alimentos que contienen altos niveles de sodio. Algunos ejemplos comunes incluyen alimentos procesados, enlatados y congelados, así como embutidos, sopas enlatadas, salsas y aderezos comerciales. Leer las etiquetas de los alimentos puede ser de gran ayuda para identificar aquellos que son ricos en sodio y tomar decisiones más informadas.
  • Preparar tus propias comidas en casa te brinda un mayor control sobre los ingredientes y la cantidad de sal que utilizas en tus platos. Opta por alimentos frescos y naturales en lugar de alimentos procesados. Utiliza especias y hierbas aromáticas para dar sabor a tus comidas en lugar de depender exclusivamente de la sal.
  • Las frutas y verduras frescas son una excelente fuente de nutrientes esenciales y contienen cantidades mínimas de sodio. Aumenta su consumo diario para obtener beneficios para la salud en general, incluida la reducción de la presión arterial. Incorpora una amplia variedad de frutas y verduras en tus comidas y meriendas diarias.
  • Los alimentos procesados suelen contener altos niveles de sodio y otros aditivos poco saludables. Limita su consumo tanto como sea posible y opta por opciones más saludables y naturales. Elige alimentos frescos y sin procesar siempre que sea posible.
  • Existen muchas alternativas saludables para sazonar tus comidas sin necesidad de agregar sal. Utiliza especias, hierbas, vinagres y jugo de limón para dar sabor a tus platos. Experimenta con diferentes combinaciones y descubre nuevas formas de realzar el sabor de tus comidas sin la necesidad de agregar sal.
  • Una alimentación saludable y equilibrada es fundamental para mantener una presión arterial saludable. Asegúrate de incluir una variedad de alimentos nutritivos en tu dieta, como granos enteros, proteínas magras, lácteos bajos en grasa y grasas saludables. Consulta a un profesional de la salud para obtener una guía personalizada de acuerdo a tus necesidades individuales.
  • El consumo excesivo de alcohol puede aumentar la presión arterial. Si bebes alcohol, hazlo con moderación. Las pautas de consumo responsable de alcohol recomiendan no más de una bebida alcohólica por día para las mujeres y no más de dos bebidas al día para los hombres.
  • Además de una alimentación saludable, es importante mantener un estilo de vida activo para controlar la presión arterial. Realiza actividad física regularmente, como caminar, correr, nadar o practicar deportes. El ejercicio regular ayuda a fortalecer el corazón y los vasos sanguíneos, lo que contribuye a mantener una presión arterial saludable.
  • El sobrepeso y la obesidad aumentan el riesgo de desarrollar hipertensión arterial. Mantén un peso saludable a través de una alimentación equilibrada y ejercicio regular. Si necesitas perder peso, busca el apoyo de un profesional de la salud para desarrollar un plan de adelgazamiento seguro y efectivo.
4.5/5 - (2 votos) ¿Le resultó útil este artículo?
Lee también:
Veronica Pereira