La estrategia sueca contra la Covid-19 demuestra una vez más que no ha funcionado

Suecia se encuentra pasado por una segunda ola de Covid-19, lo que ha hecho que el gobierno considere poner en marcha medidas de protección más estrictas las cuales no fueron impuestas durante los primeros meses de la pandemia. Por si fuera poco, se han podido detectar casos de personas reinfectadas que no han desarrollado la tan esperada inmunidad.

En los primeros meses de la pandemia por coronavirus, muchos gobiernos buscaron poner en marcha métodos de protección muy similares para proteger a su población tanto como sea posible. Siendo uno de los países más afectados de este lado del mundo, durante un par de meses se empezó a hablar mucho de los métodos italianos teniendo en cuenta los resultados que se estaban obteniendo con relación a sus índices de infectados, muertes y recuperados. La palabra más usada en aquel entonces fue «cuarentena». Aunque se notaron grandes resultados, otros países decidieron tomar otra vía para los aumentos de contagio, el caso más conocido: Suecia.

El método sueco fue completamente opuesto al que se impuso en la mayoría de los países. Aquí nada fue cerrado y no hubo cuarentena obligatoria, solo se puso en marcha un plan que buscaba que la mayoría de la población se infectara para así poder desarrollar una supuesta “Inmunidad”. Si bien al principio parecía funcionar, debido a que los resultados y predicciones eran positivos, en poco tiempo se vieron todas las complicaciones de esta propuesta.

Este sistema fue puesto en marcha con el fin de no afectar a la economía local, pero, desafortunadamente el número de muertes fue mucho mayor que en los demás países escandinavos y la economía se encuentra sufriendo un serio colapso.

NO TE LO PIERDAS!
Suscríbete a nuestro Boletín de Noticias AURANA

Recibe puntualmente todas las noticias e informaciónes relacionadas con Aurana

Invalid email address
Puede darse de baja en cualquier momento.

Entre los muchos problemas que ha tenido este método, se encuentra el hecho de que los grupos de mayor riesgo (ancianos y personas con patologías previas) no habían sido protegidos adecuadamente, por lo que los contagios y las muertes se dispararon. Pese a esto, el objetivo principal del gobierno seguía siendo el desarrollo de la inmunidad de la población. Pero ¿Cómo están los resultados actuales? Muy negativos.

Recientemente en Suecia se ha presentado un aumento de casos positivos e internados en unidades de cuidados intensivos.  Si se tiene en cuenta el número total de infectados midiendo la población, en términos porcentuales son similares a las de España. En vista de este gran fracaso, el gobierno ha decidido empezar a tomar nuevas precauciones como la prohibición de la venta de alcohol después de las 10 de la noche y se considera comenzar a restringir los viajes durante los meses de vacaciones de navidad y año nuevo.