La increíble razón por la que no deberías sentarte en las sillas de los hoteles

Pese a que tu habitación de hotel parezca impoluta, es posible que en realidad existan bacterias, virus, hongos y parásitos en la estancia en la que te alojas y en concreto, en algunos objetos determinados. Pese a que se limpian a diario, es imposible desinfectar la totalidad de la estancia y todos sus enseres, como el mando de la televisión o el secador de pelo. A partir de ahora la recomendación es prestar mucha atención a estas sillas en las habitaciones del hotel. Puesto que, además de los beneficios de comodidad y relajación, también encontramos algunos peligros.

Estos son los riesgos  

De manera infortunada, estas atractivas sillas tapizadas de los hoteles, en realidad contienen mucha más suciedad y bacterias de lo que creemos y, aunque se vean limpias y relucientes, podrían estar llenas de moho, chinches e incluso diversos tipos de gérmenes y virus.

Tal vez no lo creas, pero los expertos han explicado que debido a que estas sillas tapizadas son muy complicadas y difíciles de limpiar y desinfectar adecuadamente, a diferencia de otros elementos como las toallas y sábanas que se puedan lavar a altas temperaturas, las sillas logran retener una gran cantidad de gérmenes que pueden enfermarte.

Además de los problemas de limpieza a fondo, muchas veces la falta de tiempo del personal de limpieza del hotel, permite que durante el orden de la habitación, por lo general se descuiden las sillas tapizadas. Asimismo, las manchas de las sillas se pueden frotar y secar hasta que desaparecen, pero los gérmenes que no vemos a simple vista permanecen.

Recordemos que las sillas de la habitación del hotel son muy usadas por los huéspedes no solo para sentarse, sino también como lugar de apoyo para equipaje, ropa y zapatos sucios, de esta forma dichas bacterias ya presentes se reproducen más.

Para evitar cualquier problema con la silla, la recomendación es colocar en ella una toalla, evitando así el contacto directo.

No obstante, las sillas no son el único lugar peligroso en la habitación del hotel, los distintos mandos a distancia y la alfombra, se limpian con menos frecuencia. Todo lo que debemos hacer es tener cuidado y lavarnos las manos después de encender y apagar el televisor, y jamás permanecer descalzo incluso en presencia de tapetes o alfombras.