Salud

Insuficiencia hepática: signos y síntomas de alerta

Dentro de todos los órganos del cuerpo, el hígado juega un papel fundamental porque recibe el 30% de la sangre que circula por el cuerpo cada minuto y, mediante reacciones químicas especiales, elimina las toxinas dañinas y acumula los nutrientes necesarios. Hasta ahora se han encontrado más de 500 funciones relacionadas con este órgano, entre ellas encontramos metabolizar los medicamentos, limpiar la sangre y digerir y procesar los alimentos.

La insuficiencia hepática puede aparecer como consecuencia de cualquier tipo de trastorno hepático: la hepatitis vírica, la cirrosis y las lesiones producidas en el hígado por el alcohol o por fármacos como el paracetamol. Los signos y síntomas de insuficiencia hepática aguda pueden incluir:

Cambios exagerados en el color de la orina y las heces.

Si notas que la orina y las heces que expulsas son de un tono naranja oscuro, ámbar o marrón, preocúpate, ya que en muchos casos esto es clara señal de la aparición de una enfermedad hepática.

Venas en forma de araña.

Si te has encontrado con pequeños capilares con la forma de una araña en tu piel, puede ser señal de que hay un problema, así que consulta con tu médico lo antes posible.

Ictericia.

La ictericia consiste en un cambio del color de la piel o los ojos, volviéndose de un tono amarillento cuando un pigmento de la bilis no consigue ser procesado correctamente.

Hinchazón.

Cuando se tiene algún problema en el hígado, es común que el cuerpo comience a retener líquidos, lo que provoca que partes del cuerpo como las manos y los pies comiencen a hincharse.

Piel seca y picores.

El picor excesivo es uno de los signos más grave relacionados con el funcionamiento del hígado, ya que significa que la piel se ha vuelto hipersensible. Es importante poder identificar si con el pasar de los días las venas se han hecho más notables.

Aparición de hematomas sin razón aparente.

Si hay problemas en el hígado, es posible que aparezcan hematomas con facilidad debido a la reducción de la capacidad del órgano para producir coagulantes.

Pese a todos los síntomas que hemos mencionado, hay casos en los que la enfermedad hepática no causa síntomas perceptibles, así que ten en cuenta estas señales adicionales:

  1. Hinchazón en las piernas y en los tobillos.
  2. Fatiga crónica.
  3. Náuseas o vómitos.
  4. Pérdida del apetito.

¿Cuándo es momento de acudir con un médico?

El hígado es un órgano clave para el funcionamiento del organismo. Si notas uno o más síntomas, no pierdas el tiempo y busca ayuda cuanto antes.

Ten en cuenta que este artículo es meramente informativo.

Síguenos en Google Noticias