Salud

La manzana: Conoce sus múltiples ventajas para la salud

¿Una manzana al día realmente es buena para ti? El viejo adagio «una manzana todas las mañanas mantiene alejado al médico» mantiene su promesa. Según el Departamento de Ciencia de los Alimentos de la Universidad de Cornel, se ha encontrado que las manzanas tienen una actividad antioxidante muy fuerte, inhiben la proliferación de células cancerosas, reducen la oxidación de los lípidos y reducen los niveles de colesterol.

Los valores nutricionales de la manzana.

¿Cuántas calorías hay en una manzana? ¿Cuántos carbohidratos y proteínas tiene una manzana? Una manzana promedio (aproximadamente 182 gramos) contiene aproximadamente:

  • 6 gramos de calorías
  • 1 g de carbohidratos
  • 5 g de proteína
  • 3 g de grasa
  • 4 g de fibra
  • 4 mg de vitamina C
  • 195 mg de potasio
  • 4 microgramos de vitamina K
  • 0,1 mg de vitamina B6
  • 0,11 mg de manganeso

También proporciona vitamina A, vitamina E, niacina, ácido fólico, ácido pantoténico, colina, betaína, calcio, hierro, magnesio y fósforo.

Benefíciese de sus múltiples beneficios.

Rico en antioxidantes para luchar contra el cáncer.

Las manzanas contienen una buena fuente de antioxidantes y flavonoides. Se clasifican en segundo lugar después de los arándanos entre todos los tipos de fruta debido a su alta concentración de antioxidantes fenólicos. En comparación con todos los demás tipos de fruta, contiene la mayor proporción de compuestos fenólicos libres. Esto significa que estas moléculas no están vinculadas a los otros compuestos presentes en la fruta que pueden disminuir su actividad benéfica en el cuerpo.

La investigación muestra que los antioxidantes beneficiosos en las manzanas incluyen la quercetina, la catequina, la floridina y el ácido clorogénico.

Gracias a estos ingredientes especiales, esta fruta hace más que combatir los radicales libres. Varios estudios muestran que los alimentos antiinflamatorios como las manzanas ayudan a prevenir el cáncer de próstata debido a su ingesta de quercetina. Otra evidencia sugiere que algunos compuestos fotoquímicos protectores en la piel de las manzanas ayudan a inhibir la reproducción de células cancerosas en el colon.

Prevenir la inflamación

Se sabe que los fotoquímicos presentes en las frutas coloreadas, especialmente los antioxidantes fenólicos, los flavonoides y los carotenoides, reducen el riesgo de muchas enfermedades crónicas comunes. De hecho, los fitonutrientes conservan la agudeza de las arterias, reducen las respuestas inflamatorias y previenen los altos niveles de estrés oxidativo.

La investigación realizada por la Universidad de California afirma que los alimentos ricos en antioxidantes previenen el deterioro cognitivo del envejecimiento normal, la diabetes, el sobrepeso, la enfermedad ósea, la enfermedad pulmonar y los trastornos gastrointestinales.

Lucha contra las enfermedades del corazón.

Existe una evidencia abrumadora de que una dieta con una gran cantidad de alimentos ricos en fibra, especialmente frutas y verduras frescas, puede reducir el riesgo de muchas enfermedades crónicas, incluida la enfermedad cardíaca. Varios estudios científicos muestran que las personas que consumen más alimentos frescos y ricos en antioxidantes a base de plantas tienen una inflamación menos intensa. Como resultado, se reduce el riesgo de enfermedad cardiovascular.

Un estudio de 2003 descubrió que el aumento del consumo de frutas y verduras se asociaba con un menor riesgo de muerte por enfermedad cardiovascular. También hay evidencia de que las frutas ricas en antioxidantes juegan un papel crítico en la prevención de accidentes cerebrovasculares, enfermedad pulmonar, diverticulosis e hipertensión.

Mejorar la salud digestiva.

Siga una dieta rica en fibra para luchar contra problemas digestivos como el síndrome del intestino irritable e incluso cánceres del sistema digestivo. Los fitonutrientes en las manzanas protegen los órganos digestivos del estrés oxidativo y el desequilibrio del pH.

Cuando se trata de aliviar el estreñimiento natural, consumir una gran cantidad de alimentos ricos en fibra como las manzanas sigue siendo una excelente manera de prevenir y tratar este trastorno. La pectina en las manzanas es considerada un diurético natural. Tiene un ligero efecto laxante, que ayuda a combatir la hinchazón.

Prevenir la diabetes

¿Crees que el azúcar en las frutas es malo para ti? Los investigadores han encontrado que el consumo diario de cinco porciones combinadas de frutas y verduras reduce significativamente el riesgo de diabetes en los adultos.

Los flavonoides en las manzanas son conocidos por mejorar la sensibilidad a la insulina. Esto sigue siendo necesario para prevenir la diabetes y el aumento de peso. Otros antioxidantes y fibra en las manzanas también desempeñan un papel importante en sus efectos antidiabéticos. Debido a que las manzanas son altas en fibra, se consideran una fruta con un índice glucémico bajo. En comparación con los carbohidratos refinados o los productos endulzados, tienen la capacidad de liberar el azúcar en la sangre a un ritmo más lento. Esto significa que mantienen los niveles de glucosa en sangre más estables y previenen fluctuaciones en los niveles de glucosa en sangre que pueden conducir a la resistencia a la insulina.

Buena fuente de vitamina C

Una manzana promedio proporciona aproximadamente el 14% de su requerimiento de vitamina C al día. La vitamina C es considerada un poderoso antioxidante importante para la salud de la piel, los ojos, el sistema inmunológico y el cerebro. Además, los alimentos ricos en vitamina C, como las manzanas, tienen efectos antienvejecimiento naturales, ya que promueven la renovación celular de la piel y evitan el daño de la exposición a los rayos UV.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.