La mejor posición para dormir solo la adoptan el 8% de las personas

Los humanos tendemos a dormir mucho. Unas ocho horas al día, o un tercio de nuestras vidas. El cansancio o el dolor en la espalda al día siguiente, son síntomas de que hemos pasado una mala noche de sueño. Pero la posición que tomes para dormir podría tener un impacto significativo.

Según Popular Science, varios estudios y expertos confirman los beneficios de dormir boca arriba. Esta posición obliga a la cabeza, el cuello y la columna vertebral a adoptar una posición neutral.

Además, dormir en esta posición reducirá una posible sensación de acidez en caso de haber comido muchos alimentos pesados por la noche. Los científicos piensan que esto se debe a que al tumbarse en esta posición, se afloja el esfínter esofágico inferior, los músculos involuntarios que evitan que el ácido se eleve desde el estómago hacia la garganta.

Enhorabuena si esta es tu posición por defecto, ya que aparentemente solo la adopta el 8% de la población.

Shelby Harris, experta en medicina del sueño en el Albert Einstein College of Medicine, habló con Popular Science y reveló que hay maneras de entrenar para dormir boca arriba. Ella recomienda colocar dos almohadas a los lados del cuerpo justo antes de acostarse, así como otra debajo de las rodillas para crear una especie de pared e impedir el movimiento. Normalmente, la memoria muscular debería permitirle rápidamente adoptar esta posición de forma natural.

Otro método (más extremo) es coser pelotas de tenis al frente o a los lados de la parte superior de su pijama. La incomodidad debería acostumbrarlo a mantener una buena posición cuando se sienta tentado a cambiar.

«La comodidad es esencial, incluso si generalmente se recomienda dormir boca arriba», dice S. Harris. «Si su posición le causa dolor o incomodidad, la calidad de su sueño se verá necesariamente afectada.

Concluye: «La calidad del sueño es extremadamente importante para la salud, la memoria, el estado de ánimo y la energía».