Salud

La migraña oftalmológica: ¿cómo reconocerla y tratarla?

Destellos brillantes, manchas centelleantes, trastornos visuales… La migraña oftálmica se caracteriza por síntomas visuales más o menos importantes que preceden al dolor. ¿Cuáles son los síntomas de la migraña oftálmica? ¿A qué se debe? ¿Cómo aliviarlo?

Migraña oftalmológica: ¿qué causa?

La dilatación vascular de las arteriolas conduce a la aparición de migrañas. Cuando estos están acompañados de aura visual, este proceso es precedido primero por una contracción de estos pequeños vasos sanguíneos. Esto se llama vasoconstricción. Esta fase particular de la migraña oftálmica puede persistir durante un cuarto a una hora antes de que aparezcan los dolores de cabeza. Hoy en día, los investigadores han resaltado el origen genético de la migraña cuya ubicación se encuentra en el cromosoma 8. Sin embargo, las causas exactas de esta enfermedad neurovascular aún son desconocidas.

¿Cuáles son los desencadenantes de un ataque de migraña?

Si bien el estrés se reconoce como uno de los principales factores que aumentan la frecuencia de las convulsiones, otros también pueden afectar su aparición:

  • consumo de alcohol;
  • olores fuertes;
  • falta de sueño
  • ruidos
  • destellos de luz;
  • variaciones de temperatura;
  • fluctuaciones hormonales;
  • el tabaco;
  • el chocolate;
  • anticoncepción oral;
  • el ayuno;
  • Los cambios de ritmo…

la migraña oftálmica: ¿cuáles son los síntomas?

Antes de los dolores de cabeza, la fase de aura puede provocar varios trastornos visuales:

  • escotomas centelleantes: puntos luminosos perceptibles en el centro del campo visual y luego en su periferia;
  • una hemianopia homónima del mismo nombre: imposibilidad de que ambos ojos vean a la derecha o la izquierda;
  • puntos negros;
  • dibujos geométricos.

En algunas personas, pueden ocurrir trastornos de sensibilidad (hormigueo, entumecimiento), mientras que los trastornos del habla a veces aparecen durante una crisis. El paciente puede sufrir trastornos digestivos como náuseas o vómitos. Los dolores de cabeza no están presentes durante esta fase. Comienzan al final, y se intensifican gradualmente. Este dolor es unilateral, y se caracteriza por su carácter pulsátil.

¿Cómo se diagnostica?

Son las características de los dolores de cabeza descritos por el paciente los que le permiten al médico llegar al diagnóstico de migraña oftálmica. Para verificar que los trastornos visuales no son causados por una patología subyacente, el profesional puede recomendar exámenes adicionales, como tomografía computarizada, Doppler o MRI.

la migraña oftálmica: ¿cuál es el tratamiento?

En general, el tratamiento de la migraña oftálmica se basa en dos ejes terapéuticos distintos: el tratamiento de la crisis y el tratamiento de fondo. De este modo, el primero pretende aliviar lo más rápidamente posible las diferentes manifestaciones clínicas de la migraña oftálmica. Esto implica la administración de sustancias antálgicas o antiinflamatorias más o menos potentes dependiendo de la intensidad del dolor que se siente. Al mismo tiempo, se debe poner un tratamiento de fondo. Esto se monitorea diariamente y tiende a prevenir la aparición de crisis o, al menos, a reducir la frecuencia. Los medicamentos profilácticos, como los bloqueadores beta, los medicamentos específicos contra la migraña o los antidepresivos, pueden ser recomendados por el médico.

¿Podemos prevenir los ataques de migraña?

Para reducir la frecuencia de los ataques de migraña, primero debe conocer su enfermedad y los factores que pueden desencadenarla. Para lograr esto, los especialistas recomiendan que sus pacientes mantengan un tipo de libro de registro de migraña, en el cual deben anotar información útil diversa: día, fecha, hora, duración, desencadenante identificado … El simple hecho de identificar lo que puede inducir un ataque de migraña oftálmica puede ser suficiente para detenerlo mediante la adopción de otros hábitos de estilo de vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.