LifeStyle

La muerte de un perro se equipara al dolor de perder un ser querido

Cuando muere un ser muy querido, lo normal es recibir apoyo de familiares y amigos, y hasta se nos permite ausentarnos unos días del trabajo para ayudar a superar el duelo.  Recibimos palabras de aliento y no faltan hombros donde llorar. Pero, ¿qué ocurre si ese ser querido es un perro?

La ciencia hoy le da la razón a quienes sienten que la pérdida de una mascota muy cercana es tan dolorosa y difícil de superar como la de un pariente muy querido.

Si ya has pasado por el dolor de haber perdido a un perro adorado, entonces sabes que la comprensión de los demás hacia ti muchas veces no es la más adecuada. Escuchar palabras como “no llores, ya tendrás otra mascota” o “es solo un perro” se pueden convertir en frases detestables y tampoco te ayudarán a salir de tu estado.

Sin embargo, tu dolor no es irracional. Mira lo que dice la ciencia y la explicación que le da a este sentimiento y esta tristeza que incluso se puede volver insoportable.

Conexión cerebral y emocional

Las conexiones que creamos con nuestras mascotas son las mismas que establecemos con nuestros seres queridos humanos. Aquí se involucran los mismos factores hormonales y  sustancias neuroquímicas que se liberan en nuestros cerebros cuando nos sentimos amados.

Estos vínculos se refuerzan al pasar años juntos y no hacen diferencia de si el origen es alguien humano o una mascota. Esos sentimientos son iguales a los que te despierta alguien de tu familia. Así que no te sientas “rara” si te resulta complicado afrontar la muerte de tu perro.

Se trata de un duelo real

Quienes están a tu alrededor y no han tenido el privilegio de lograr una conexión tan especial y cercana con una mascota les será difícil entenderte. Quizás poco les importará que hayas compartido un tiempo largo con tu perrito o si se fue de tu vida demasiado pronto.

De nada valdrán las opiniones de otros y menos de quienes no muestran empatía con tus sentimientos. Estudios científicos recientes avalan que este proceso de duelo por un perro es absolutamente real y no es una exageración de tu parte.

Incluso, hay investigaciones que aseguran que perder a tu animalito de compañía puede ser más difícil de superar y entender que la muerte de un humano, aunque esto depende de qué tan cercano hayas sido con tu mascota.

¿Qué hacer en esos casos? Los psicólogos recomiendan vivir el duelo de una mascota sin reprimir la tristeza, enfocándose en los momentos alegres compartidos. Si se hace difícil retomar el día a día, es aconsejable ir a un especialista que ayude a superar la pérdida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.