Actualidad

La NASA retrasa sus planes para volver a la Luna en 2024: «Los trajes espaciales no estarán listos»

La misión programada ha recibido el nombre “Artemis”, siendo la primera ocasión en la que se pondría a una mujer en la Luna, pero ha sufrido un importante retraso en el calendario previsto, anunciando que el nuevo aterrizaje en el satélite terrestre no se producirá en el año 2024.

Sin duda es sorprendente el nuevo informe de la Oficina del Inspector General (OIG) de la NASA, en el cual se anuncia que no va a ser posible que los seres humanos viajen a la luna en 2024. Según el informe, los trajes espaciales, llamados xEMU y para los que ya se han utilizado 420 millones de dólares en preparaciones, no estarán listos para las fechas estipuladas inicialmente. Se estima que los modelos estarán listos para el viaje espacial el mes de abril de 2025.

La misión programada ha recibido el nombre “Artemis”, siendo la primera ocasión en la que se pondría a una mujer y a una persona negra en la Luna, pero ha sufrido un importante retraso en el calendario previsto, anunciando que el nuevo aterrizaje en el satélite terrestre no se producirá en el año 2024.

Esto puede parecer absurdo, especialmente teniendo en cuenta que los astronautas ya estuvieron en la Luna hace 50 años y que actualmente se realizan continuas «EVAs» (actividades extravehiculares) fuera de la Estación Espacial Internacional (ISS), pero que los nuevos trajes, un papel clave en las misiones de exploración, no se encuentren listos. Las xEMU llevan 14 años de desarrollo y se han gastado más de 420 millones de dólares en el diseño y los prototipos, pero la NASA anuncia un cálculo aproximado de unos 1.000 millones de dólares para el producto final: dos trajes de alunizaje y un modelo de demostración que se probará en la ISS.

Según el documento entregado por la NASA, el programa lleva 20 meses de retraso en problemas de diseño, verificación y las pruebas de los trajes, todo esto haciendo que sea imposible hacer un viaje para noviembre de 2024. Al ritmo actual, se estima que los primeros modelos completos podrían estar listos para el mes de abril de 2025 o más allá, lo que sorprende a gran parte de la comunidad científica. El documento de la OIG concluye diciendo: «Un aterrizaje lunar a finales de 2024 como lo planea la NASA no es factible».

Algo curioso a tener en cuenta es que en 2019 los prototipos de las xEMUs fueron presentados al público con bombos y platillos por el ex administrador de la NASA Jim Brindstine. En aquel entonces uno de los modelos lo llevaba la Dra. Kristine Davis, que está al frente del programa de investigación y desarrollo de los trajes. Entre las características anunciadas durante la presentación se hablaba de una mayor movilidad del cuerpo y la capacidad de ser utilizado durante las EVAs, los nuevos guantes también permitirán el movimiento de todos los dedos, y el soporte vital estará diseñado para soportar la supervivencia en temperaturas extremas. Como todavía no se ha podido conseguir un método eficaz para eliminar los fluidos y los residuos orgánicos de los astronautas, estos tendrán que seguir usando pañales.

Como muchos imaginamos, la fabricación de estos trajes es altamente costosa y requiere multitud de pruebas, pero casi nadie podía imaginar que este sería un problema para el regreso a la luna. Todos esperamos que los problemas se resuelvan lo antes posible y que el viaje no se retrase más allá de 2025. Mientras tanto, Elon Musk, el CEO de SpaceX y Tesla, ha anunciado que está «dispuesto» a colaborar en la preparación de las xEMU, por lo que estaremos al tanto de nuevos acontecimientos.