La OMS afirma que las mascarillas no deben ser obligatorias para los niños menores de cinco años

Aparecen nuevas reglas para el uso de mascarillas. La OMS han actualizado los pasos a seguir sobre su uso, especialmente para niños y jóvenes pensando en la reapertura de las escuelas. Para los niños menores de 5 años no será necesario llevarlos, pero para los mayores de 12 años son obligatorios como si se tratara de adultos.

Además de dar la información públicamente en sus informes. Las indicaciones también se encuentran en el espacio de preguntas y respuestas de la Agencia de Salud de las Naciones Unidas: «No es necesario exigir a los niños de 5 años o menos que usen mascarillas», concluyen los expertos. Aun así, la OMS y Unicef recomiendan el uso de tapabocas teniendo en cuenta algunos factores, como la presencia de un aumento de casos positivos en la zona donde vive o estudia el niño. Si algo así llega a suceder, la supervisión adulta es necesaria para instruir a los niños sobre cómo usar los elementos de protección. También, hay que tener en cuenta el posible impacto del uso de la mascarilla en el desarrollo psicosocial de los pequeños, analizando las situaciones e interacciones específicas que el niño tiene con grupos de alto riesgo los cuales puedan desarrollar enfermedades graves, como ancianos y personas con patologías preexistentes los cuales pueden infectarse con mayor facilidad.

Para los niños de 12 años y mayores, la OMS y Unicef recomiendan llevar una mascarilla en las mismas condiciones que los adultos, sobre todo cuando no se puede garantizar una distancia de al menos un metro de los demás y hay una transmisión generalizada en la zona donde viven o estudian. Para el caso de los niños menores de 6 años, menciona los expertos: “Se deben considerar otras medidas prioritarias para reducir al mínimo el riesgo de transmisión del SARS-CoV-2″, se señala en la guía de la OMS. Por ejemplo, que los niños deben ser «educados para lavar constantemente sus manos «, o por parte de las instituciones, considerar que el tamaño de las clases debe ser «estrictamente limitado».

La OMS explica a las escuelas en su guía que el uso de mascarillas para niños y adolescentes en las aulas de clases debe tenerse en cuenta como parte de una estrategia para limitar la propagación del Covid-19. La ONU hace referencia a varios documentos ya difundidos sobre la reapertura de las escuelas y las prevenciones a tener en cuenta, todo esto priorizando la seguridad escolar antes de la reapertura: «Es importante considerar los puntos de vista de los maestros sobre los riesgos, pero también hay que brindar el tiempo necesario para que las instituciones puedan prepararse y garantizar el cumplimiento de las normas de prevención en el aula, incluido el uso de mascarillas por parte de los niños».

Hay que tener en cuenta que el uso de tapabocas debe ajustarse para que no interfiera con el proceso de aprendizaje o que no tenga un impacto negativo al desarrollar actividades como educación física, programas de alimentación, ocio y deporte. Si las escuelas piden el uso de mascarillas de tela deben entregar instrucciones y herramientas educativas para su uso debido y autocuidado.

Si se utilizan mascarillas desechables es importante contar con un sistema adecuado de gestión y eliminación de desechos para eliminar o máximo posible la contaminación en las aulas y los patios de recreo. Además, «Ningún niño debe ser privado de la educación por usar mascarilla o por no usarla debido a problemas de recursos o falta de disponibilidad de este método de protección».

La OMS finaliza diciendo: «Los beneficios de que los niños usen mascarilla para el control del Covid-19 debe asociarse al control de los posibles daños asociados a no usarlo, su viabilidad dentro de las instituciones y los inconvenientes que pueda causar. Se necesitan más estudios de alta calidad para determinar todos los riesgos que puede haber a medida que se ejecutan estos nuevos cambios y cuáles son sus consecuencias y beneficios», especialmente en escuelas ubicadas en entornos de ingresos medios y bajos.