Salud

La piel y los dientes pueden ser importantes para diagnosticar la enfermedad celíaca

¿Alguna vez llegaste a pensar que las manchas en los dientes, en las uñas y el vitíligo pueden ser un síntoma clave de enfermedad celíaca? Lo más probable es que no lo hayas supuesto jamás, pero lo cierto es que si lo son. A pesar de esto, el 89% de los niños los subestiman, por lo que en muchas ocasiones no son detectados por sus padres, y mucho menos compartidos con los pediatras.

Pero ¿Qué es la enfermedad celíaca?

La enfermedad celíaca es una patología inmune causada por el gluten en personas genéticamente susceptibles a él. Algunos de sus síntomas más conocidos son los gastrointestinales, la pérdida del apetito y el adelgazamiento, aunque también puede haber otros signos insospechados, como una anemia que no se ha podido curar o tratar, un trastorno de la tiroides o una infertilidad inexplicable.

Del mismo modo, existen síntomas «raros» dermatológicos que afectan al 10% de los celíacos. Así como las manchas en los dientes, las uñas y las pequeñas manchas de vitíligo, también podemos encontrar las alteraciones del esmalte dental con tendencia a desarrollar caries, las manchas en las uñas y las pequeñas manchas de alopecia. Sin embargo, también pueden aparecer lesiones y ampollas en los codos y las rodillas, con picor y ardor. Angela Calvi, directora del centro regional de referencia para la enfermedad celíaca de Gaslini, en Génova, afirma: «Todo lo mencionado anteriormente pueden ser signos de dermatitis herpetiforme, una afección asociada a la enfermedad celíaca. Si se presta más atención a estas manifestaciones, se puede contribuir a que aparezcan más casos de enfermedad celíaca en la edad pediátrica y en la población en general. Se habla mucho de esta patología, pero en realidad todavía se diagnostica muy tarde en ausencia de los síntomas clásicos».

¿Cómo se puede tratar?

El tratamiento de esta afección es muy sencillo: consiste en llevar una alimentación que carezca de gluten, es decir, una dieta en la que no se consuma este elemento. Por lo tanto, se recomienda alimentarse con productos de origen natural, dejando de lado todos los que han sido elaborados industrialmente, ya que es más fácil que se utilice gluten en su elaboración. Pero ¿Esto si funciona? En el 99% de los casos, las personas que no llegan a mejorar o a sentirse mejor a pesar de la dieta sin gluten, es debido a que continúan con el consumo de estos productos a escondidas, ya que hay alimentos que contienen este ingrediente de manera oculta. Por último, algunos de los productos que debes evitar si sufres de la enfermedad celíaca son:

  • El pan.
  • El seitán.
  • El bulgur.
  • El trigo.
  • La avena.
  • Las salsas.
  • Los encurtidos.
  • La cebada.
  • Las galletas.
  • Los pasteles.
  • El centeno.
  • Los embutidos.
  • El cous-cous, ya sea en grano o contenido en la harina.
Síguenos en Google Noticias