LifeStyle

¿Por qué la realidad virtual produce náuseas?

La realidad virtual tiene cierto tiempo circulando en el mercado, pero siguen apareciendo muchos jugadores que mencionan verse afectados por náuseas una vez terminan de jugar.

Todo parece indicar que la experiencia extracorporal de moverse en un mundo virtual mientras que el cuerpo se mantiene inmóvil se siente como estar de pie en la cubierta de un barco que está chocando con muchas olas. Estudios recientes demuestran que entre el 25% y el 40% de los consumidores afirman haber pasado por cinetosis (nombre del trastorno producido por el movimiento). Esta es una vieja inquietud de científicos, psicólogos y usuarios. ¿Qué tan nocivo puede ser el uso de este tipo de tecnologías en nuestra salud y su impacto en la forma de conocer y comprender el mundo? La realidad virtual y las aplicaciones que brindan este tipo de experiencia al usuario ha generado nuevas experiencias en la forma como se usa el internet y los dispositivos electrónicos.

La hipótesis principal dice que las náuseas son producidas porque lo que perciben los ojos no es confirmado por el resto de los sentidos, especialmente por el oído interno, el cual se encarga de gestionar el equilibrio, tampoco por el sistema propioceptivo, que percibe los movimientos desde el arco del pie.

Cuando se usa un casco de realidad virtual, el usuario observa un movimiento, pero su cuerpo no registra lo que los ojos perciben.

Al producirse esta incoherencia, el cerebro bombardea al usuario con señales de alarma, lo que resulta en una sensación de malestar, náuseas y ganas de vomitar. Philippe Fuchs, profesor de Mines ParisTech y autor de Les Casques de réalité virtuelle et de jeux vidéo explica: «El sentido de la visión no solo sirve para usar los ojos, sino también para estabilizarnos en el espacio». Esta «ciberenfermedad» es similar al mareo producido por los barcos, el cuerpo percibe los movimientos del barco por medio de los ojos, pero estos movimientos no están siendo recibidos por el resto de los sentidos y se genera este estado de confusión.

¿Cómo se puede solucionar este problema?

Varias técnicas de diseño de juegos se han renovado e incorporado a la realidad virtual para minimizar los efectos de su uso durante largos periodos de tiempo. Actualmente los diseñadores de VR han tenido éxito en minimizar la enfermedad agregando una nariz virtual en el campo de visión del usuario y agregando manos virtuales en el diseño de los juegos. Desafortunadamente, para muchos usuarios frecuentes de este tipo de dispositivos, el problema aún persiste, ya que el cerebro se esfuerza para darle sentido a estímulos visuales que no están sincronizados con el fluido en los oídos y los movimientos del usuario

Síguenos en Google Noticias