Cocina, recetas y alimentos

Receta del día: Salteado de calabacín con gambas

El calabacín y las gambas son la combinación perfecta para un exquisito segundo plato o plato principal cuando no te apetece cocinar. En un abrir y cerrar de ojos, puedes preparar un plato ligero y saludable que gustará a todos.

El calabacín es uno de los alimentos más versátiles que existen. Se trata de una hortaliza que contiene un sinfín de propiedades que benefician a todo el organismo, ya que su gran aporte de agua y fibra ayuda a mantener la sensación de saciedad por más tiempo, además de tener vitamina A, B, C, E, pectina, celulosa, omega-3 y carotenoides. El aporte en vitamina C se aprovecha mejor cuando el calabacín se consume crudo o ligeramente al vapor, y aporta mucha energía debido a su alto contenido de vitaminas del grupo B6. Por si fuera poco, también es una gran fuente de antioxidantes y su aporte en vitamina A y C disminuyen el daño oxidativo y los efectos de los radicales libres.

Por otro lado, las gambas son muy ricas en antioxidantes como el selenio y la vitamina E, por lo que combate los radicales libres. De igual forma, son bajas en grasa, ayudan a metabolizar los carbohidratos, mejora los niveles de colesterol en sangre, son ricas en proteínas, yodo, zinc, selenio y ayudan a regulan el funcionamiento del metabolismo, la producción de anticuerpos y el sistema inmunológico.

Por lo tanto,  esta receta es tan fácil y sencilla que estará lista en un abrir y cerrar de ojos y no tendrás que pasar horas tratando de conseguir una comida inolvidable.

¿Cómo preparar calabacines y gambas a la sartén?

Los ingredientes que se van a necesitar para esta preparación son:

  • 600 gr de calabacines.
  • 1 diente de ajo.
  • 1 ramita de perejil.
  • 100 gr de vino blanco.
  • 200 gr de gambas.
  • 20 gr de Margarina.
  • Sal al gusto.
  • Pimienta al gusto.

Preparación paso a paso.

  1. Lo primero que debes hacer es lavar los calabacines, deshacerse de las puntas y cortarlos en rebanadas antes de llevarlos a la cocción.
  2. Ahora en una sartén, sofríe el ajo con la margarina. Cuando este dorado, agrega los calabacines y déjalos cocinar por unos cuantos minutos.
  3. Por último, retira el ajo y añade un poco de vino y sal al gusto. Continúa la cocción hasta que los calabacines estén tiernos y agrega las gambas limpias sin cáscara junto con más vino blanco.
  4. Cuando la receta esté lista, añade perejil picado y un poco de pimienta al gusto. Solo queda servir y disfrutar.
Síguenos en Google Noticias