Cocina, recetas y alimentos

Receta: Focaccia casera sin gluten

La focaccia sin gluten es una variante de la focaccia tradicional apta para celíacos, perfecta para disfrutarla como aperitivo acompañado de embutidos y quesos.

La focaccia es un tipo de pan tradicional de la cocina italiana. Se puede consumir sola o como un acompañamiento para la comida. La masa es muy parecida a la de la pizza, aunque la textura final es algo más esponjosa y similar a la de un pan normal. A diferencia de la pizza, la focaccia se aplasta para que quede un poco plana, pero sin llegar a ser tan fina.

¿Alguna vez te has preguntado cómo preparar una deliciosa y suave focaccia casera sin gluten? A continuación, te explicamos una receta que consta de unos sencillos pasos y con resultados garantizados en poco tiempo. Pruébelo durante un aperitivo con amigos maridado con sus quesos o embutidos favoritos, o disfrútalo solo para un refrigerio o un almuerzo rápido!

Ingredientes.

  • 120 ml de agua.
  • Romero al gusto.
  • Sal gruesa al gusto.
  • 1 cucharadita de azúcar.
  • Sal al gusto.
  • 10 gr de levadura natural.
  • 250 gr de harina de pan sin gluten.
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.

¿Cómo se prepara la focaccia sin gluten?

Para la masa de la focaccia se utilizará una preparación de harina sin gluten y levadura natural; asegúrate de que en la etiqueta diga lo correcto. ¿Estás listo? Entonces acompáñanos y descubramos juntos cómo se prepara la receta de la focaccia sin gluten.

Primero, disuelve la levadura natural en un recipiente que contenga agua tibia y mezcla por unos minutos, agregando poco a poco una cucharada de azúcar.

Luego, vierte la harina en otro bol y agrega todo, mezclando bien.

Agrega dos cucharadas de aceite de oliva virgen extra, sal y pimienta a la mezcla. Cuando los ingredientes estén bien integrados, amasa con las manos sobre la superficie en la que estés trabajando hasta obtener una mezcla elástica y homogénea.

Darle forma redonda, cubre con un paño de cocina y deja reposar al menos 1 hora en el horno apagado.

Cuando el tiempo haya transcurrido, extiende la masa dentro de un molde forrado con papel de hornear ligeramente engrasado.

Por último, sazona la focaccia con aceite de oliva virgen extra, sal gorda y romero y cocina a 220 ° C durante unos 20-25 minutos , hasta que la superficie esté ligeramente dorada.

Y listo, tu focaccia sin gluten está lista para comer.

Síguenos en Google Noticias