Salud

Recuperación postparto : mitos y verdades

Aunque se trata de un proceso natural, son muchas las dudas que tienen las mujeres sobre lo que sucederá en su cuerpo tras el parto y la cuarentena.

Si eres madre primeriza es muy común que comiencen a lloverte los consejos de las abuelas y tías. ¡Claro! Algunas de ellas son experimentadas en el milagro de dar vida, pero debes cuidarte de la avalancha de suposiciones y creencias.

Es oportuno que apartes los mitos de las verdades sobre la recuperación postparto.

5 mitos a los que no debes prestarles atención

  1. No amamantar tras la cesárea: la cirugía de extracción en nada afecta a la composición de la leche. La recomendación profesional es que la lactancia se practique inmediatamente.
  2. Evitar la aplicación cremas en el pecho: las lociones antiestrías para embarazadas son inocuas y están hechas con agentes químicos nada tóxicos para el bebé. Eso sí, limpia bien el pezón antes de amamantar.
  3. Decir adiós a la ducha: podrás ducharte luego de dar a luz ya sea por parto natural o cesárea. Mantén muy limpio tu cabello y también las heridas si tuviste cirugía. Sin embargo, debes evitar sumergirte en bañeras, piscinas o playas para evitar alguna contaminación.
  4. La subida de leche causa malestar: al contrario, la fiebre es una señal atípica. Ten cuidado, esto podría ser un síntoma de acumulación de leche, así como puede deberse a una mastitis o alguna infección.
  5. Lactar es un anticonceptivo: es cierto que la lactancia altera la ovulación, pero es un “tratamiento” poco efectivo para este propósito, por lo que es posible que quedes embarazada durante la cuarentena.

5 verdades que sí debes tener en cuenta

  1. La succión del bebé ayuda a bajar la leche: la hormona prolactina se activa al amamantar constantemente al niño, lo que favorece la producción de leche.
  2. Los gases son comunes: la actividad intestinal se altera con el parto, principalmente con la cesárea. Trata de expulsar los gases naturalmente sin recurrir a los fármacos.
  3. Cuídate del estreñimiento: tras el parto suelen quedar distendidos los músculos abdominales que ayudan el desalojo intestinal. Caminar un poco te ayudará a recuperar el tránsito interno.
  4. La cicatriz molesta al tercer día: las heridas de las cirugías de parto comienzan a cicatrizar a las 72 horas, lo que genera cierta molestia y dolor que pasará poco a poco.
  5. Se te caerá el cabello: la disminución de hierro por la pérdida de sangre puede causar caída del cabello. Algunos suplementos te pueden ayudar con este problema.

Ante cualquier duda, consulta con tu médico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.