La reina Isabel, revela uno de sus secretos: «Durante 15 años yo nunca he…»

El cocinero real británico Darren McGrady trabajó durante 15 años para la monarca y su familia. Hace pocos días reveló que la reina Isabel II nunca había comido ni un trozo de pizza, o al menos nunca mientras él estuvo encargado de la cocina real.

Para nadie es un secreto que la Familia Real siempre ha estado en el centro de las controversias, y esta vez, para sorpresa de nadie, la protagonista de la noticia es la Reina Isabel II. Durante una entrevista con US Food, el chef Darren McGrady, el cual ha trabajado durante casi 20 años en la cocina privada del Palacio de Buckingham, reveló algunos secretos sobre la alimentación de la Reina. El chef sirvió en la cocina real durante 15 años y durante otros 4 años cocinó para Lady Diana y sus hijos, William y Harry, hasta el día de la muerte de la princesa en 1997. Así que, veamos qué dijo.

La reina Isabel nunca ha comido ni una rebanada de pizza.

Durante la entrevista, el ex chef real hizo algunas revelaciones sobre cómo fue su pasado trabajo cocinando para la corte. En general, el chef hizo una declaración que no podía pasar desapercibida: «La reina Isabel II no ha comido una sola rebanada de pizza en los 15 años que yo estuve encargado de la alimentación», menciona McGrady. Él aclara que la razón no tiene que ver con que él no pudiese preparar ese platillo, sino que simplemente se trataba de un alimento que la reina nunca mencionó o pidió en su plato.

El chef real incluso creó una nueva receta para pizza usando pollo al curry especial para el príncipe William, se trataba de la combinación perfecta de sus alimentos favoritos. Entonces, ¿Por qué la reina no comía ni siquiera un poco de pizza? La respuesta es que a la reina simplemente no le gustaba la pizza. Su Majestad tenía un cuaderno donde anotaba los alimentos de su preferencia, entre las cuales nunca faltó el chocolate negro, el chocolate salvaje y el salmón. Y cuando se cansaba de comer el mismo plato, actualizaba su lista, anotando que tipo de comida no quería volver a comer y que quería en lugar de ese. Por último, ya que la Reina puede permitirse ciertos lujos y privilegios, es bueno preguntarse si después de cambiar de chef, ha comido alguna vez pizza o sigue apegada a sus preferencias hasta el día de hoy.