LifeStyle

La reina Isabel se encuentra muy furiosa por las acusaciones hechas por el príncipe Harry contra la familia real

En la última entrevista que se le hizo al príncipe Harry en compañía de Oprah Winfrey se han dicho cosas que han sacudido los ánimos del Palacio de Buckingham. La familia real, de hecho, aún no se había recuperado del último golpe mediático lanzado por el hijo menor de Lady Diana, pero el ex duque de Sussex sigue a la ofensiva y se mantiene firme ante su posición, haciendo que cualquier intento de reconciliación parezca ahora cada vez más lejano. Y ahora, se teme por el estado de la soberana que, según una fuente cercana al poder, se ha visto muy sorprendida por las fuertes palabras de su sobrino. Pero, veamos qué fue lo que sucedió en esta ocasión:

Una fuente cercana asegura que la reina Isabel se encuentra muy preocupada por las palabras de Harry en su última entrevista.

Todos estaremos de acuerdo en que no es un buen momento para la Reina Isabel. Tras la muerte del Príncipe Felipe, con el que mantuvo un matrimonio durante más de 73 años, la soberana tuvo que hacer frente a la pérdida de su querido perro Fegus. Teniendo en cuenta todo lo sucedido y bajo la atenta mirada de un gran número de medios locales e internacionales que en los últimos meses se ha volcado cada vez más a indagar en la Corona británica, sobre todo tras las palabras de Harry y Meghan. De hecho, el ex duque de Sussex decidido revelar en el documental “The Me You Can’t See” detalles inéditos sobre su vida privada mientras hacía parte de la corona real, al punto de admitir lo siguiente: «Es cierto que solía beber y drogarme. No era algo que hiciera porque me gustara, solo lo hacía para poder olvidar un poco todo lo que estaba sucediendo», fue entonces cuando el príncipe habló de Lady Diana, confesando que la había visto llorar en más de una ocasión.

Las declaraciones del príncipe tienen impresionada a los medios y la opinión pública, pero al mismo tiempo también causaron conmoción dentro del Palacio de Buckingham y la realeza. En particular, se dice que la reina Isabel se escandalizó y alarmó por lo que había dicho su sobrino en las entrevistas. Según una fuente cercana a la Reina del Reino Unido que revelo su estado ante todo lo sucedido, dijo: «la abuela de Harry está molesta por las acusaciones del príncipe. Especialmente las que van en contra de su hijo Carlos», según informa el “Mail on Sunday”. De hecho, se dice que el heredero al trono de Gran Bretaña se habría tomado su venganza a un ámbito muy personal, eliminando a Harry y Meghan de las fotos familiares. En definitiva, la reconciliación entre el príncipe y la familia real parece más lejana que nunca.

Publicaciones relacionadas