La rutina de belleza que todo hombre debería seguir

El cuidado de la piel es algo que cada día tiene más interés en los hombres. En la actualidad, un gran número de hombres se cuidan igual o más que muchas mujeres, y ellos cada vez más van agregando a su rutina diaria los cuidados y tratamientos que su piel necesita.

Debemos tener presente que el cuidado facial de los hombres es distinto al de las mujeres, porque cada sexo tiene un tipo de piel totalmente diferente. La piel masculina es más exigente, es entre un 15% a un 20% más gruesa que la piel femenina, tiene más glándulas sebáceas lo que favorece al acné, tienen más vello corporal por lo que la piel del rostro queda expuesta a que la afeites a menudo.

A continuación, te damos los 3 pasos más importantes para tu cuidado facial:

Enlaces patrocinados
  1. Limpia el rostro con profundidad: como te contábamos anteriormente, la piel de un hombre es más gruesa y contiene más glándulas sebáceas, esto facilita la aparición de puntos negros y granitos, por lo que es fundamental que la limpies profundamente y elimines el exceso de grasa y suciedad acumulada.
  2. Aféitate adecuadamente: realizar una apropiada afeitada es indispensable para el cuidado de tu rostro. Humedece tu cara siempre con agua tibia antes de aplicar el gel para afeitar, hazlo con una rasuradora de una o dos cuchillas que son las que mejor evitan la irritación, evita utilizar rasuradoras en mal estado para que no sufras cortes. Luego aplica productos hechos con hamamelis para evitar irritaciones o enrojecimientos en la piel.
  3. Hidrata la piel: es importantísimo hidratar la piel de tu rostro, ya que todo lo anterior hace que la piel quede propensa a daños. Elige una crema hidrante para el rostro acorde con tu tipo de piel, los hombres tienen la piel más grasosa por lo que deben utilizar cremas hidratantes sin aceite para nutrir la piel sin saturar los poros.

Como hombre no necesitas tener una infinidad de productos cosméticos para el cuidado de tu piel, con unos pocos productos puedes complacer las necesidades de tu rostro. Estos deben ser: gel o crema limpiadora, crema contorno de ojos, exfoliante, crema hidratante y crema antiarrugas.

Para mantener la salud de tu piel debes tener una dieta saludable, consumir productos que contengan vitamina A como zanahorias, cereales o lácteos; alimentos antioxidantes como fresas, moras, arándanos; alimentos que contengan omega 3 como el salmón o las nueces. Evita el exceso de alimentos azucarados y por supuesto consumir mucha agua.

No olvides utilizar protector solar siempre que estés expuesto al sol, procura no fumar, si lo evitas, tu piel te lo agradecerá. Realiza alguna actividad física. Por último, visita a un dermatólogo con frecuencia, él te brindará todos los consejos que necesites.