La segunda ola de contagios por coronavirus en otoño es una certeza

Muchas personas temen por la posibilidad de que exista una nueva ola de contagios en otoño o antes del verano. Esta es una tesis que varios investigadores ya han confirmado y ahora también lo hace Walter Ricciardi, el representante italiano en el consejo de administración de la Oms.

Ricciardi manifestó firmemente que abrir ahora no es prudente. “Una nueva aceleración de Sars-Cov2 es considerada por los científicos «más que una hipótesis, una certeza». Hasta que no haya una vacuna habrá nuevas olas, o con suerte, muchos pequeños brotes epidémicos que serán contenidos», dijo en una entrevista.

El otoño y el invierno, como en el caso de la gripe, es el período en el que una combinación de eventos climáticos, de comportamiento e inmunológicos hace que el virus vuelva a aparecer». «Países como Austria y Suecia actúan sin tener en cuenta esta evaluación. Creo que pagarán un precio. Ya veremos en las próximas semanas».

La segunda ola de contagios: Se corre peligro incluso antes de este verano

«Para esto», añade Ricciardi, «es muy importante no acelerar la reapertura. De lo contrario, la segunda ola, en lugar de tenerla más tarde, nos arriesgamos a sufrirla antes del verano». Este «es un evento trascendental, que los científicos y algún empresario visionario como Bill Gates predijeron que sucedería. El mundo no ha estado preparado para una situación como esta».

Si algunos países han tenido más muertes que otros, «es porque las decisiones se tomaron tarde o de manera equivocada». En su opinión, el ejemplo más sorprendente es el de Gran Bretaña y los Estados Unidos, «donde los gobiernos no han escuchado a los asesores científicos y han reaccionado extremadamente tarde».

A la espera de una vacuna

“Hasta que tengamos una vacuna nos veremos forzados a nuevas olas virales, esperemos que no sean epidémicas, que tendrán que ser forzadas. Para ello necesitamos la colaboración entre la ciencia y la política y entre los científicos y los gobiernos de todo el mundo».

La medida más importante, señaló, «será la distancia física, la distancia entre las personas que no están seguras de su estado inmunológico. Por supuesto, este estado puede ser mejor conocido y rastreado a través de diagnósticos más extensos y específicos y a través del uso de la tecnología.

«Creo que esta vacuna vendrá antes que muchas otras. Hay que tener en cuenta que otras vacunas virales han tardado años. Para algunos como el VIH, no lo tenemos porque el virus muta. Entonces, para la gripe no tenemos una vacuna universal pero tenemos que reproducirla año tras año».

También puedes leer: Un tratamiento Israelí para combatir el Coronavirus muestra resultados positivos al 100%