¿Necesitas contactar al equipo editorial? Envía tus correos electrónicos a [email protected] o ve a nuestro formulario.
Estilo de vida

10 cosas que nunca debes limpiar con papel de cocina

El papel de cocina o papel absorbente es práctico, fácil de usar y puede absorber líquidos de manera eficiente. Sin embargo, existen ciertas superficies y objetos en los que el papel de cocina no es apto para la limpieza.

1. Gafas y lentes

Cuando se trata de limpiar nuestras gafas o lentes, es común recurrir al papel de cocina para eliminar manchas y huellas dactilares. Sin embargo, esto es un error, porque el papel de cocina tiene una textura granulada que puede rayar los cristales y dejar pelusas en ellos. En su lugar, es mejor usar una gamuza de microfibra, que está diseñada específicamente para limpiar superficies delicadas sin dañarlas.

2. Ventanas y espejos

Del mismo modo que no es recomendable usar papel de cocina en las gafas, tampoco es adecuado para limpiar ventanas y espejos, porque puede rayar estas superficies y dejar pelusas en ellas, lo que dificulta obtener un resultado limpio y sin marcas. En su lugar, utiliza un paño de microfibra para secar las ventanas y espejos. No solo es más económico, sino que también es más duradero y respetuoso con el medio ambiente.

3. Pantallas de TV y computadoras

Las pantallas de televisión y computadoras son delicadas y pueden rayarse fácilmente si se limpian con papel de cocina. Los fabricantes de estos dispositivos desaconsejan el uso de papel de cocina para limpiar las pantallas, ya que puede dañarlas. En cambio, utiliza una gamuza de microfibra para limpiar suavemente la pantalla y evitar rayones.

4. Inodoros

Aunque pueda parecer más higiénico, limpiar el inodoro con papel de cocina desechable no es una buena idea. Además de ser una solución poco ecológica, se necesita una gran cantidad de papel para limpiar adecuadamente el inodoro. En su lugar, utiliza un producto desinfectante y una esponja vieja dedicada a la limpieza de los inodoros.

5. Bañeras y Duchas

Las bañeras y duchas son superficies grandes que requieren una limpieza adecuada. El papel de cocina no es la solución ideal para este tipo de tareas, ya que se necesitaría una gran cantidad de papel para obtener un resultado óptimo. Además, esto genera un desperdicio innecesario de dinero y recursos naturales. En su lugar, utiliza una esponja suave, un producto de limpieza adecuado y una gamuza de microfibra para obtener resultados duraderos.

Foto Freepik

6. Tablas de Cortar

Las tablas de cortar, ya sean de madera o plástico, son superficies porosas que pueden albergar gérmenes y bacterias. El papel de cocina no es eficaz para limpiar estas tablas, ya que no penetra en profundidad y deja pelusas en ellas. En su lugar, utiliza bicarbonato de sodio, limón y una esponja abrasiva para una limpieza más profunda y efectiva.

7. Muebles

Limpiar los muebles con papel de cocina puede parecer una opción rápida y práctica, pero en realidad puede dañar los muebles delicados o lacados. Además, el papel de cocina deja marcas y pelusas en los muebles, lo que empeora la situación. La mejor opción es utilizar un paño suave para quitar el polvo de los muebles. Si lo deseas, puedes agregar un poco de spray anti-polvo casero para obtener mejores resultados.

8. Manchas en Ropa oscura

Si has derramado algo en una prenda oscura, es importante evitar el uso de papel de cocina para absorber la mancha, ya que puede dejar pelusas blancas en la tela, especialmente si se frota. En su lugar, opta por un paño o una toalla de felpa para absorber los líquidos que se hayan derramado sobre una prenda oscura.

9. Secarse las manos

Aunque es tentador usar papel de cocina para secarse las manos mientras cocinas, no es una buena idea. El papel de cocina está tratado químicamente para que sea blanco y tiene un contacto directo con nuestra piel. En su lugar, utiliza una toalla de algodón o lleva un delantal para secarte las manos mientras cocinas.

10. Escurrir ensaladas

Puede parecer más rápido escurrir una ensalada con papel de cocina, pero considera que el papel absorbente está tratado con productos químicos que no deseamos en nuestros alimentos. Además, se mantiene expuesto en la cocina durante semanas, acumulando polvo y bacterias. La mejor opción es utilizar un centrifugador de ensaladas, una herramienta tradicional y eficaz.

4/5 - (3 votos) ¿Le resultó útil este artículo?
Lee también:
Veronica Pereira