Cocina, recetas y alimentos

Cuatro reglas de oro para elegir el mejor atún en conserva

El atún conservado en aceite o al natural nunca falta en el inventario de cualquier despensa, y en más de una ocasión se convierte en el protagonista de gran variedad de platillos fríos, calientes, ensaladas y de primeros platos de gran sabor.

Sin embargo, al momento de elegirlo, es muy importante conocer las características y propiedades del producto, desde su recipiente y material, hasta el aceite de conservación que se ha empleado, ya que estos marcan la diferencia en la calidad final del alimento. Por eso, hoy veremos algunos trucos poco conocidos para poder elegir la mejor conserva de atún.

El atún del Mediterráneo puede ser conseguido con mucha facilidad en internet.

El mejor atún del mundo se puede encontrar fácilmente en la web, solo se tiene que buscar el producido en cádiz hechos por pequeños laboratorios que buscan garantizar las mayores cualidades del producto final.

En internet se pueden encontrar varios productores que envían directamente el atún a nuestros hogares con el fin de asegurar el deleite de nuestros ojos y nuestro paladar, además de apoyar a los pequeños productores.

Atún o ventresca ¿Cuál es el más sabroso?

En el mundo de las latas, el atún y la ventresca (la parte procesada del vientre del pescado) son los más vendidos. Después podemos encontrar al atún natural, que es ideal para las dietas, pero con un sabor menos marcado.

Lo que debes tener en cuenta al momento de elegir el atún en conserva

En las estanterías de los supermercados todos las latas de atún parecen iguales, pero no podrían ser más diferentes. Lo primero a tener en cuenta es que las latas grandes son la mejor opción, mejor aún si son rectangulares o redondas de edición limitada, dado que contienen trozos de atún más grandes.

A simple vista los frascos de cristal parecen ser una opción de mayor calidad, pero estos deben ser guardados en la oscuridad, debido a que el aceite se oxida con la luz y el atún pierde su calidad.

Sobre el aceite de conservación

Un truco que pocos conocen al momento de elegir el atún es el tipo de conservación que se ha utilizado. El atún de segunda categoría generalmente se vende en aceite de oliva, mientras que el atún de peor calidad se ofrece en aceite de semillas. Ten en cuenta que el atún de mejor calidad se ofrece únicamente en aceite de oliva virgen extra.