Cocina, recetas y alimentos

Las 4 formas más seguras para descongelar los alimentos

Congelar los alimentos cocidos o crudos es un buen truco para conservarlos, y, sobre todo, para no desperdiciar la comida. Con este método también se pueden conservar los nutrientes de nuestros alimentos y su sabor original. Si tienes poco tiempo, la descongelación es la mejor solución, pero para hacerlo correctamente debes prestar atención a unas sencillas reglas. Veamos las mejores formas de descongelar los alimentos y los errores que no debes cometer.

Frigorífico.

Descongelar alimentos en el frigorífico es sin duda el método más seguro. Si quieres mantener la calidad de los alimentos, lo ideal es descongelarlos en la parte baja del frigorífico. El único inconveniente que tiene esta técnica es el tiempo, ya que es un proceso muy lento, que va desde 12 a 24 horas. Mover la comida del congelador al frigorífico permite una descongelación homogénea que no altera el sabor de los alimentos. La alta temperatura del frigorífico también evita la proliferación de bacterias durante el proceso de descongelación.

Microondas.

Esta técnica es la más rápida, lo que quiere decir que tus alimentos estarán listos en poco tiempo. Sin embargo, no olvides seleccionar modo “descongelar” y evita ciertos alimentos. La contraindicación de este método es que se pueden cocinar los extremos de los alimentos mientras que el centro se mantiene congelado. Si quieres evitar esto, corta los alimentos en trozos pequeños o ve girando la pieza a medida que se va descongelando. No olvide que los alimentos descongelados con este método deben consumirse lo más rápido posible.

Agua corriente.

Este método puede tardar entre 10 y 15 minutos para conseguir un buen resultado. Si usas este método, recuerda cerrar los alimentos en una bolsa plástica para alimentos: el contacto directo con el agua podría alterar su sabor. Sumerge el alimento en agua fría y ve cambiando el agua cada cierto tiempo para acelerar el proceso de descongelación. De esta forma, también se evita el riesgo de que las bacterias se propaguen.

Cocinarlos directamente.

Este es un método muy rápido y sencillo que permite conservar el sabor de los alimentos. Solo debes pasar directamente los productos del congelador a una olla o sartén para cocinarlos. Esta técnica es recomendable usarla en los guisantes o las espinacas y pequeños cortes de carne.

Errores que no se deben cometer.

Nunca vuelvas a congelar tus alimentos descongelados: sea cual sea la técnica de descongelación que utilices, es muy importante que los alimentos se cocinen y se consuman, nunca los vuelvas a meter en el congelador, el riesgo es perder el sabor de los alimentos y aumentar la posibilidad de carga bacteriana.

No descongeles a temperatura ambiente: corres el riesgo de que se acumulen bacterias en los alimentos.

Publicaciones relacionadas