Salud

Las alergias alimentarias aumentan de forma preocupante

Aquellas personas que padecen alguna alergia alimentaria corren varios riesgos que pueden llegar a ser incluso mortales. Desafortunadamente, las personas que padecen algún tipo de estas alergias son cada vez más frecuentes, por lo que hoy averiguaremos el por qué.

Cuando una persona consume, aunque sea un poco de ese alimento al que es intolerante, suele comenzar con picores incómodos, hinchazón y dolor de estómago, pero una persona que sufre de una alergia alimentaria puede pasar por reacciones mucho más graves, como la anafilaxia, un estado de shock que se caracteriza por un conjunto de síntomas como sibilancias, mareos, vómitos, ralentización del ritmo cardiaco, alteración en la presión arterial y problemas en las vías respiratorias.

El número de personas alérgicas se ha triplicado.

Una revisión hecha a gran escala de los datos de los ingresos hospitalarios relacionados con pacientes alérgicos descubrió que los casos de anafilaxia están aumentando en Estados Unidos, Australia y Europa.

Solo en Estados Unidos, las visitas al hospital de personas por alergias alimentarias se triplicaron de 1993 a 2006. Entre el año 2013 y 2019, Inglaterra vio un aumento del 72% en el número de pacientes internados por anafilaxia únicamente en niños, pasó de 1.015 a 1.746. Los científicos están de acuerdo en que las alergias alimentarias han ido aumentando en todo el mundo, pero la pregunta que desconcierta a todos es ¿A qué se debe este incremento?

Hipótesis de la higiene.

Esta hipótesis fue postulada por el epidemiólogo David Strachan en el año 1989, el cual descubrió que los niños con hermanos mayores presentaban menos probabilidades de pasar por la fiebre del heno y eczema. Strachan escribió: «A lo largo del último siglo, la reducción del tamaño de las familias, las mejoras de los hogares y la eficacia de la limpieza personal han reducido las posibilidades de infección en las familias».

Sin embargo, esto parece haber influido en el funcionamiento de nuestro sistema inmune, disminuyendo sus defensas, lo cual ha llevado a una desorientación de nuestra capacidad de respuesta que, al no encontrar objetivos externos, buscan nuevos enemigos con los cuales combatir, encontrándolos a menudo en los alimentos, potenciando las respuestas inflamatorias ante sustancias que ya deberían ser toleradas.

¿Qué factores pueden influir en el desarrollo de una alergia?

No prestar suficiente atención a la nutrición durante el embarazo: algunos estudios recientes dicen que el sistema inmunitario se puede alterar durante el embarazo y esas alteraciones pueden resultar transmitidas a los bebés.

Pesticidas: Aunque se trate de una pequeña exposición a estos químicos, pueden resultar desarrollando reacciones alérgicas severas.

Contaminación ambiental: Los niveles de contaminación del exterior pueden influir seriamente en la forma como nuestro sistema inmune reacciona a diferentes alimentos.

Sobre el uso de antibióticos.

Hay varios estudios científicos que señalan que el consumo de antibióticos en niños aumenta la probabilidad de desarrollar algún tipo de alergia alimentaria durante la edad adulta. Las alergias alimentarias en bebés y niños suelen ser causada por las proteínas presentes en la leche de vaca, mientras que para el caso de los adultos suele ser más frecuentes las alergias a frutas y verduras, como los cacahuetes.

La importancia y los efectos de tener un intestino limpio.

Hasta la fecha, la única forma realmente eficaz para evitar los síntomas de una alergia alimentaria es la exclusión del alimento responsable de nuestra dieta. Pero, las últimas pruebas científicas se están centrando en la limpieza del intestino, ya que cada vez más se ha relacionado el desarrollo y alteración de la microbiota intestinal en la maduración del sistema inmunitario.

Los estudios cada vez arrojan más pruebas que señalan como algunas alteraciones en la microbiota intestinal de los bebés están relacionadas con el desarrollo de alergias alimentarias y tratan de revelar nuevas estrategias para prevenir y tratar este tipo de patologías utilizando bacterias probióticas, por lo

¿Le resultó útil este artículo?
Lee también:
Veronica Pereira