Las barbas de los hombres tienen más bacterias que el pelo y la boca de los perros

Para algunas personas besar a las mascotas es un acto de muy mal gusto. No obstante, un reciente estudio permitió descubrir algo totalmente distinto: “es más higiénico besar a los perros que a los hombres con barba”.

Este hallazgo puede hacer que las personas empiecen a ver la acción de besar perros de una forma distinta, incluso cambiar la percepción que se tiene de los hombres con barba.

El estudio

El estudio fue realizado por un equipo de radiología europeo y publicado en la plataforma Springer Link. Para realizar la investigación se tomaron muestras de las barbas de 18 hombres y de la boca y el pelaje de 30 perros. Todo esto para poder determinar las bacterias presentes en cada uno. Además, se comparó la posible contaminación entre los escáneres usados solo por humanos y aquellos utilizados tanto por perros como por humanos.

“Las bacterias que habitan en los perros no representan un gran peligro para los humanos”: afirma el estudio.

Los resultados de las pruebas hechas por el equipo de investigación señalan que la carga bacteriana es superior en la barba de los hombres que en el pelaje de los caninos. De los 18 hombres analizados, todos mostraron altos niveles de microbio, en tanto que, de los 30 perros participantes solo 23 mostraron altos niveles de bacterias, los demás tuvieron niveles moderados.

Asimismo, los escáneres de resonancia magnética utilizados por los perros luego de su desinfección fueron asombrosamente menos bacterianos que los utilizados por los hombres.

Como resultado final, se puede indicar que la diferencia entre la barba y nuestros amigos caninos se encuentra científicamente probada así:

  • Las barbas de los hombres poseen una mayor cantidad de bacterias y cepas que son más patógenas que el pelaje de los perros.
  • Nuestros amigos de cuatro patas no representan una amenaza bacteriana, como quedó demostrado en el uso de escáneres de resonancia magnética, tanto en perros como en humanos.

Por lo tanto, el temor de darle un beso a tu mascota ahora pasará a aquellos caballeros con barbas.