Belleza

Canas prematuras a los 30: ¿Qué hacer?

La aparición de las primeras canas preocupa a muchos de nosotros. Veamos de qué factores depende y algunos trucos para disimular estos indeseados, y a menudo signos prematuros del envejecimiento.

Te miras en el espejo y descubres tus primeras canas. Hace un par de décadas, este momento solía llegar alrededor de los cuarenta años. Y sólo 18 de cada 100 mujeres tenían algunos mechones blancos antes de los 30 años. Pero parece que hoy en día estamos perdiendo nuestro color natural mucho antes.

Además de la edad, por supuesto, la genética es responsable del blanqueamiento prematuro del cabello. Muchos investigadores creen que factores como el estrés, la dieta y el estilo de vida en general también pueden influir.

De acuerdo con Nina Goad, de la Asociación Británica de Dermatólogos, la aparición de las canas no tiene mucho que ver con el estilo de vida y los factores ambientales, sino con los factores genéticos.

Por otro lado, el experto Philip Kingsley afirma en su libro “The Hair Bible”:  “El estrés consume vitamina B, y los experimentos con ratones negros han demostrado que el cabello de los animales que han sido privados de este tipo de vitamina tienden a volverse grises en poco tiempo”.

A pesar de que las opiniones de los expertos están divididas, todos están de acuerdo en desacreditar un gran rumor: “Si se arranca una cana, crecerán muchas más”. Cuando se arranca un pelo, como mucho, otro puede volver a crecer, y no necesariamente tiene que ser blanco. Pero también puede que no vuelva a crecer, es por eso que no se recomienda arrancarlo, incluso si es blanco.

Productos en el mercado para cubrir las canas

La solución más común es teñirse el pelo, pero si no quieres o no puedes hacerlo, existen en el mercado sprays para cubrir las canas. Estos deben esparcirse sobre el cuero cabelludo y dejar que se seque. Con el siguiente champú, el efecto desaparece.

Otra alternativa natural para tinturar el cabello es la henna. Disponible en varios colores y puede adquirirse en las herboristerías en forma de polvo. En el envase encontrará las instrucciones para hacer la mezcla. También existen productos específicos que tienen un cepillo idéntico al de la máscara de pestañas, pero están disponibles en diferentes colores. Sólo tienes que elegir el más parecido a tu color de pelo y aplicar la máscara de pestañas como un pincel sobre el mechón correspondiente. Lo único que hay que tener cuidado es de no aplicar demasiado producto, ya que podría hacer que tu pelo parezca pegado. De nuevo, el efecto desaparece con los lavados.

Existen muchos remedios de la abuela para disimular las molestas canas. Veamos algunas de ellas.

Café: aunque no lo creas, el café funciona como tinte para el pelo. Solo debes hacer una pasta con un poco de café en polvo, una taza de café líquido y un poco de acondicionador para cabello normal. A continuación, mezcla todos los ingredientes hasta obtener una consistencia similar a la de una crema. Aplica sobre el cabello con la ayuda de un peine o con la mano, distribuyendo el producto de forma uniforme. Déjalo actuar durante unas dos horas y acláralo con agua tibia. Obviamente, sólo funciona si tu color de pelo es oscuro, castaño o con tendencia al negro.

Cacao: añade cacao en polvo (unos 50 g) y un poco de aceite de coco a un bote de yogur, y mezcla hasta obtener una pasta homogénea. Aplícalo en tu cabello y déjalo actuar. Después de una hora aproximadamente, puedes lavarte el pelo normalmente, teniendo cuidado de utilizar un champú que no sea demasiado agresivo.

Manzanilla: si tienes el pelo rubio, la manzanilla puede ser el camino a seguir. Basta con hacer una infusión de manzanilla muy fuerte y sumergir el cabello en ella por 15 minutos. Déjalo en remojo y luego sécate el pelo como quieras.

Finalmente, podrías considerar no cubrir las canas, sino dejarlas naturales o incluso realzarlas, decolorando todo un mechón , por ejemplo.