Cocina, recetas y alimentos

Cebolla caramelizada: La receta con los trucos para hacerla irresistible

La cebolla caramelizada es un tipo de guarnición que ayuda a realzar los sabores de muchos platillos y crea una degustación magnífica en el paladar.

Si eres de las personas que solo utiliza la cebolla salteada, te estás perdiendo de una gran cantidad de sabores únicos e inigualables en muchas recetas. Entre la variedad de opciones, hoy te ofrecemos una receta muy rica, económica y sencilla.

Antes que nada, debemos saber qué tipo de cebolla elegir para preparar este alimento, y por lo general, se recomienda utilizar las cebollas rojas de tropea, ya que son delicadas, dulces y deliciosas. Pero si te gustan los sabores más fuertes, puedes optar por la cebolla blanca. Sea cual sea tu elección, conseguirás una guarnición exquisita.

Receta de cebolla caramelizada

Para preparar este maravilloso aperitivo, vas a necesitar los siguientes ingredientes:

  • Sal al gusto.
  • 250 ml de agua.
  • 160 gr de azúcar de caña integral.
  • Aceite de oliva virgen extra al gusto.
  • 1 kg de cebollas rojas de Tropea (o la de tu preferencia).

Preparación

Para comenzar, pela la cebolla y quítale las capas exteriores y los extremos. Luego, divídela en dos partes y córtala verticalmente (trata de que las rodajas no sean muy finas). Una vez hecho esto, calienta el aceite de oliva en una sartén grande y agrega las cebollas, deja que se frían por 5 o 7 minutos para que se ablanden. A continuación, añade el azúcar y el agua para caramelizarlas y déjalas cocinar a fuego medio por 1 hora. Recuerda revolver suavemente para que no desmenuzar las cebollas. Sabrás que están listas cuando estén blandas y doradas.

Cebollas caramelizadas en el horno

Puedes preparar esta deliciosa guarnición con la ayuda de un horno: es más fácil, lleva menos tiempo y son más digeribles.

Ingredientes:

  • Sal al gusto.
  • 4 cebollas rojas de Tropea.
  • Aceite de oliva virgen extra al gusto.
  • 2 cucharadas de azúcar de caña integral.

Preparación

Pela las cebollas y córtalas en rodajas finas (mientras haces eso, pon a calentar el horno a 200° C). Luego, coloca las rodajas en una bandeja de horno cubierta con papel de hornear y espolvorea azúcar y una pizca de sal sobre estas. Hornea las cebollas por 20 minutos y listo.

Trucos y secretos para preparar unas irresistibles cebollas caramelizadas

Corta las cebollas por la mitad, no en rodajas.

También puedes dejar las cebollas casi enteras en vez de picarlas, pero para que se puedan ablandar y se vuelvan más digeribles, debes escaldarlas rápidamente en agua y limón.

Utiliza miel en lugar de azúcar

En caso de que no quieras utilizar azúcar, pero no quieras renunciar a ese dulce sabor, puedes reemplazarla por miel. El procedimiento es el mismo, solo debes usar una sartén antiadherente, al igual que dejar el fuego bajo.

Añade vinagre balsámico o salsa de soja

Luego de haber calentado la sartén con el aceite, puedes esparcir un poco de vinagre balsámico o salsa de soja sobre las cebollas. Pero ten cuidado, si decides agregar alguno de estos ingredientes, deberás reducir la cantidad de azúcar de la receta, además, tendrás que remover con más frecuencia la cebolla.