3 cosas que cambiarán para siempre tu estrategia para adelgazar

Deshacerte de los kilos de más no es un camino fácil, sobre todo si ya has probado todo tipo de dietas, ejercicios, trucos y hasta terapias extremas como la alimentación “con aire”, aquella en la que te comes una hamburguesa o una pizza imaginaria. Parece raro, pero hay gente fiel a esta “estrategia” engañosa.

Perder peso de forma saludable y sin recurrir a comportamientos radicales que te castigan y te obligan a mantener rutinas que no son sostenibles a lo largo del tiempo es posible.

Sigue estos 3 consejos que nos brinda la ciencia y olvídate del aumento de grasa en tu cintura, piernas, trasero, brazos y el resto del cuerpo para siempre.

1.     El secreto de los primeros días

Un equipo de investigadores de la Universidad de Drexel en Filadelfia (Estados Unidos) asegura que la mejor manera de bajar los kilos de más de forma constante es haciendo el mayor esfuerzo durante las primeras semanas de comenzar un plan de nutrición para adelgazar.

Lo importante es que comiences a ver resultados, aunque solo se trate de unos pocos kilos o gramos. Si entre las semanas 6 y 12 observas que tu peso va bajando lentamente y no sube, esto elevará tus posibilidades de éxito.

2.     Anota tus avances y ponte metas

Una conclusión a la que llegó el equipo de Drexel con los 183 voluntarios con sobrepeso que se sometieron al estudio tiene que ver con la importancia de proponerse metas de un año. Este fue el tiempo durante el cual fueron observados los voluntarios.

Cada participante tenía como tarea anotar en un libro personal sus avances. También compartir cómo se sentían, qué opinaban de la dieta y de los controles médicos. Cada semana eran pesados durante 12 meses y luego a los 2 años.

Los que más perdieron peso y no volvieron a engordar a los 24 meses fueron los que se mantuvieron fieles a su dieta durante las primeras 12 semanas de iniciado el plan de adelgazamiento.

3.     Cada gramo menos cuenta

Los investigadores encontraron que quienes habían adelgazado poco a poco, pero de forma constante durante las primeras 12 semanas de seguir el plan de nutrición, no ganaron kilos otra vez. No experimentaron “efecto rebote”, a diferencia de los que sí perdieron notablemente varios kilos en los primeros tres meses del régimen alimenticio.

En conclusión, para no volver a engordar tienes que asegurarte de perder gramos  semana tras semana durante un largo plazo. Olvídate de buscar deshacerte de varios kilos en poco tiempo, porque esto eleva tus posibilidades de volver a ganarlo rápidamente.