LifeStyle

10 cosas que nunca debes limpiar con agua

Muchos tienen la seguridad de que el agua es el limpiador más inofensivo que existe. Pero hay algunos materiales y objetos que no deben limpiarse bajo ninguna circunstancia con este líquido. Veamos cuales son.

El agua es la opción más barata cuando de productos de limpieza hablamos, pero eso no es motivo para creer que es la única solución para todas las superficies del hogar. Para evitar sorpresas desagradables, te recomendamos siempre comprar limpiadores diseñados específicamente para acabados y superficies interiores.

Ahora, esto es lo que nunca debes limpiar con agua:

Terciopelo.

Aleja al agua del terciopelo y de cualquier otro tipo de tejido afelpado, ya que el agua hace que las fibras de estas telas cambien de configuración, haciendo que los muebles y tapizados obtengan una nueva forma poco agradable e irreversible. Para este tipo de casos es mejor ir con un especialista en limpieza que tenga todo tipo de cepillos y productos para preservar el acabado de la felpa.

Suelos de madera y laminados.

El acabado impermeable de los suelos de madera y laminados solo es temporal y poco a poco la superficie va quedando vulnerable al agua, lo que causa que la superficie adquiera un color negro y se hinche. La mejor forma de limpiar este tipo de suelos es usando una mopa plana de microfibra y una solución limpiadora especial para el tipo de material.

Instrumentos musicales de madera.

Limpiar instrumentos musicales es complicado, ya que están hechos con una gran variedad de materiales. Al igual que con los suelos, limpiarlos con agua podría dañarlos irremediablemente. Los expertos dicen que el agua podría causar decoloración y grietas en la madera y recomiendan únicamente el uso de productos de limpieza diseñados para estos instrumentos.

Dispositivos electrónicos.

Obviamente, la electricidad y el agua nunca se deben mezclar. De hecho, lo que se recomienda es sacudir el polvo de los aparatos electrónicos, pero no humedecerlos. En caso de que haya alguna suciedad que no desaparece con la limpieza básica, empapa ligeramente un paño suave en un producto de limpieza que sea de secado rápido y pásalo por el dispositivo. Jamás rocíes directamente un dispositivo electrónico con líquidos.

Luces y tomas de corriente.

Es igual que con los dispositivos electrónicos, jamás deben hacer contacto con los líquidos, ya que se corre el riesgo de una electrocución o un incendio. Para este caso te recomendamos usar un paño seco o un plumero para los enchufes y las instalaciones eléctricas. Desenchúfalas antes de limpiarlas.

Ladrillo.

Las superficies porosas, como el caso del ladrillo, tienen un revestimiento sellador, pero este revestimiento puede eliminarse o alterarse si se lava con agua. Mejor usa un cepillo suave para aflojar la suciedad y un paño suave para limpiar.

Seda.

El agua en las cortinas de seda puede causar manchas y decoloraciones irreversibles, es mejor acudir con un especialista para limpiar este tipo de material.

Piel.

Para limpiar el cuero de los muebles, las maletas o la ropa, el agua deja marcas y provoca la aparición de grietas a largo plazo. En el mercado hay productos específicos para la limpieza del cuero que no causan problemas en el material.

Mármol.

El mármol, al igual que el ladrillo, cuenta con una superficie porosa que el agua puede dañar destruyendo el sellador protector y dañando las juntas y el calafateado. Al igual que con el ladrillo, usa un cepillo suave y un trapo.

Muebles de madera.

El agua puede arruinar por completo los muebles de madera, como ejemplo podemos ver lar marcas que dejan los vasos si no usamos un posavasos. Para la limpieza general solo se debe quitar el polvo de la parte superior de los muebles con regularidad usando un paño de microfibra y utilizar cera para muebles o aceite de limón para que se mantengan relucientes.