Las enfermedades de otoño se combaten con los caquis y las castañas

Los caquis son ricos en vitamina C, betacaroteno, potasio, magnesio y fósforo. Por otra parte, las castañas contienen gran cantidad de vitamina A y ácido fólico. Otros como las alcachofas tienen propiedades remineralizantes, hepatoprotectoras, purificadoras y antioxidantes. Todos son alimentos de temporada, por lo que deben ser aprovechados para evitar que el cambio de estación nos afecte con fuerza.

El cambio de temperaturas calientes a frías, la disminución gradual de las horas de luz y la reacción del cuerpo ante los cambios que eso trae, hace necesario considerar el estar preparados para sufrir alguna enfermedad estacionaria. Por eso, hoy veremos algunos alimentos útiles para tratar la «enfermedad de otoño» que llega en octubre, haciéndonos sentir cansados y confundidos.

Pero, es bien sabido que octubre no solo trae consigo enfermedades, ya que también aparecen en la mesa varias delicias «energéticas» que ayudan a afrontar los días más difíciles. Por ejemplo, alimentos como los caquis y las castañas se encuentran en la cima de esta lista energética. Son alimentos ricos en vitamina C, betacaroteno, potasio, magnesio y fósforo, los caquis son frutas muy energéticas debido a su alto contenido calórico, especialmente en su cantidad de azúcares, lo que la dejan fuera de lo recomendable para los diabéticos u obesos, pero son una excelente fuente de energía para ancianos, niños y adultos de todas las edades.

También son un remedio natural para tratar el estreñimiento, y gracias a su contenido de antioxidantes tienen un efecto protector y regulador sobre el hígado.

Las castañas son consideradas la fruta del otoño por excelencia, ya que es extremadamente versátil en la cocina y pueden ser comidas tanto como aperitivo como postre sin tener que pasar por alguna dificultad.

NO TE LO PIERDAS!
Suscríbete a nuestro Boletín de Noticias AURANA

Recibe puntualmente todas las noticias e informaciónes relacionadas con Aurana

Invalid email address
Puede darse de baja en cualquier momento.

«Al igual que con los caquis, las castañas agregan un gran aporte calórico y son ricas en vitaminas A y B, además de ser una excelente fuente de ácido fólico o vitamina B9, necesaria para las mujeres en estado de embarazo, con el fin de aumentar la absorción y el metabolismo del hierro. También contienen minerales como potasio, magnesio y fósforo.

Los vegetales también tienen su participación a partir de octubre con el regreso de las alcachofas, alimento ideal para la desintoxicación y la purificación.

Las alcachofas tienen propiedades remineralizantes, hepatoprotectoras, purificadoras y antioxidantes, cuentan con un alto contenido de vitamina C, vitaminas del grupo B, hierro y cobre, además contienen flavonoides como la cinarina, destacada por su uso en el tratamiento y mejoría del hígado. Es importante tener en cuenta que la vitamina C se pierde al cocinarla, por lo que se recomienda sazonarlas con un poco de limón, el cual es rico en ácido ascórbico, fundamental para la absorción de los minerales.

Sin embargo, si no es posible tomar la cantidad adecuada de nutrientes con la dieta cotidiana, consumir estos alimentos propios de la estación ayudará a mantener la buena salud y a evitar enfermedades comunes como la gripe o los resfriados: Esta combinación de alimentos ayuda a la piel y al cabello debilitado, además de ayudar al sistema inmunológico a fortalecerse contra los primeros cambios de temperatura. Las vitaminas B son reconstituyentes y brindan un impulso energético muy beneficioso que ayuda a llevar el día a día con seguridad y fortaleza.