Salud

Gastritis Nerviosa: síntomas y cómo aliviarlos

La gastritis nerviosa está relacionada con el estrés diario, una vida agitada, ansiosa y los ritmos del estómago.

La gastritis nerviosa es una de las formas más conocidas que reflejan fatiga, estrés y ansiedad, todos son síntomas que no le sientan bien al funcionamiento de la mente y se reflejan en la digestión. Factores como un ritmo acelerado de trabajo y de día a día en general, las preocupaciones combinadas con una dieta y estilo de vida desordenado juntan varios elementos que llevan a pasar por una gastritis nerviosa con diferentes síntomas y complicaciones.

Los síntomas de esta gastritis suelen ser fáciles de reconocer, ya que es un trastorno vinculado a la producción excesiva de ácido gástrico y que genera complicaciones divididas en dos categorías. En el primer caso genera complicaciones en el estómago y el esófago, y en el segundo caso la gastritis se expande a otros órganos que se encuentran conectados con el estómago.

Teniendo en cuenta estos factores, los síntomas más relevantes de la gastritis nerviosa se caracterizan por la presencia de acidez en el área gástrica, reflujo gastroesofágico que viene acompañado de sensación de subida del líquido ácido por la garganta hasta la boca causando mal sabor, sensación de náuseas y sensación de gorgoteo en el estómago por la producción excesiva de jugos gástricos los cuales irritan las membranas mucosas.

Gastritis nerviosa, estos son todos los síntomas relacionados.

Como ya hemos mencionado, también hay síntomas presentes en otros órganos que están relacionados con padecer gastritis nerviosa. Los principales síntomas que se pueden presentar son:

  1. Hinchazón anormal del estómago que puede terminar causando problemas de asma y taquicardia leve.
  2. Sensación de pesadez o dolor en el esternón con fatiga y dificultad para respirar que puede llegar hasta la hernia de hiato.
  3. Inflamación constante de las cuerdas bucales hasta causar afonía por culpa de los jugos y gases ácidos que en algunos casos pueden causar reflujo gastroesofágico.
  4. Padecimiento de laberintitis causada por el reflujo, además de aerofagia y gastritis nerviosa.

Para concluir te recordamos considerar que hay algunos casos en los que la gastritis no aparece con síntomas obvios y mantenerse oculta durante varios meses hasta que explota violentamente con varias complicaciones. Por eso, lo primero a tener en cuenta es prestar seria atención a la presencia de pequeños síntomas antes de que se presenten síntomas más violentos y complicados.

Publicaciones relacionadas