Salud

Las infecciones por Covid-19 afectan únicamente al 0,008% de las personas que tienen la vacuna

Las vacunas contra el coronavirus están funcionando tal y como prometieron, además de ofrecer una protección casi total contra la muerte y los padecimientos graves.

Las vacunas van a erradicar con la pandemia.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), únicamente unas 5.800 personas de los 85 millones de ciudadanos inmunizados, es decir, solo el 0,008% de la población vacunada ha presentado síntomas después de haberse inmunizado con la vacuna. Sin embargo, las infecciones contraídas por el Covid-19, las cuales siguen siendo posibles, ya que ninguna vacuna es completamente efectiva, son increíblemente extrañas de contraer, y, en la mayoría de los casos presenta síntomas leves.

Las vacunas si están cumpliendo con su deber y brindan los resultados esperados. De estas 5.800 infecciones (un tercio del total), eran casos de personas completamente asintomáticas y descubiertas solamente por la aplicación de la prueba del hisopo. Solo el 7% que corresponde a 396 casos, tuvo un desarrollo más complicado que requirió hospitalización, pero sin el uso de respiradores. Y el 1,3% de los infectados, es decir, 74 personas, fallecieron a causa del coronavirus.

Las vacunas ofrecen una efectividad en los casos más graves por Covid-19, se dice que hay una cifra del 99,99% de protección a pesar de que la mayoría de los nativos de Estados Unidos se han vacunado con Moderna o Pfizer, todas las inyecciones son útiles y prometen una protección casi completa contra el SARS-CoV-2.

Uno de los síntomas más comunes de la infección después de la vacunación es la aparición de fiebre. Las personas que ya habían padecido de la enfermedad nuevamente, presentaban síntomas leves, en su gran mayoría. Con la vacuna, la probabilidad de contraer una infección por coronavirus es realmente baja, ya que, es muy raro adquirir alguna infección después de haber desarrollado una inmunidad casi completa. Las nuevas infecciones notifican que, alrededor del 40% de los casos afectaron a personas mayores de 60 años, una edad en la que el sistema inmunitario está más deteriorado, por lo que las vacunas pueden ser menos eficaces, o también la presencia de enfermedades anteriores podría ser otra causa de la infección.

60 años y el deterioro de las defensas inmunitarias: Este es el motivo por el que es tan importante vacunarse si se tienen más de 50 años, especialmente para que el efecto protector se esparza hacia las personas que no podrían responder debidamente a la aplicación de las vacunas. Mientras se espera que las vacunas lleguen cada vez a más personas, es importante prestar atención al distanciamiento social y al uso de las mascarillas. Estos 3 elementos nos ayudarán a acabar con la pandemia.

Publicaciones relacionadas