Salud

Las personas de mediana edad que duermen menos de seis horas tienen más riesgo de sufrir demencia

Un estudio reciente realizado en casi 8.000 personas de 50 años y más, logró demostrar que las personas de dicha edad que duermen 6 horas o menos por la noche, muestran una mayor probabilidad de desarrollar problemas de demencia a partir de los 70 años.

Así lo dio a conocer el estudio que fue publicado en la revista Nature Communication, observando detalladamente los datos del sueño de casi 8.000 participantes reunidos a lo largo de 25 años, iniciando cuando tenían 50 años. La investigación se hizo con base en que los participantes informaron sus patrones de sueño, aunque muchos de ellos utilizaron ciertos dispositivos parecidos a un reloj para poder señalar con mayor exactitud cuánto tiempo realmente habían dormido.

Además, los encargados de la investigación tuvieron acceso a registros médicos y a otros datos de un significativo estudio que se realizó en un gran número de funcionarios públicos británicos de nombre: Whitehall II, el cual inició a mediados de la década de 1980, y en donde se evidenció que 521 de los 7.959 participantes fueron dictaminados con demencia alrededor de los 77 años.

Los resultados del estudio.

Luego de examinar todos esos datos, los investigadores pudieron hallar que las personas que dormían regularmente 6 horas o menos por noche, tenían alrededor de un 30% más de posibilidades de sufrir de demencia en los siguientes años que aquellas personas que sí lograban dormir 7 horas, desde luego, independientemente de otros factores conductuales, sociodemográficos, de salud mental y cardiometabólicos.

Por supuesto, el estudio descartó a todas las personas que presentaron algunas características y determinados comportamientos que pudieran haber incidido en los patrones de sueño examinados, por ejemplo: condiciones como hipertensión, enfermedades cardiovasculares y diabetes, personas que padecieron alguna enfermedad mental antes de los 65 años, consumo de alcohol y cigarrillo, índice de masa corporal, nivel de actividad física practicada, consumo de frutas y verduras, estado civil y nivel educativo.

“El estudio logró encontrar una asociación modesta, pero diríamos bastante importante, entre el sueño corto y el riesgo de demencia”, así lo aseguró a The New York Times la Dra. Pamela Lutsey, profesora de epidemiología y salud comunitaria en la Universidad de Minnesota, Estados Unidos. “El sueño breve es muy común y por este motivo, aunque modestamente asociado con el riesgo de demencia, puede ser socialmente importante. Es algo sobre lo que tenemos control y que puede modificarse”, afirmó la Dra. Lutsey.

Sin embargo, la investigación no demuestra que dormir muy poco produzca demencia, dado que entre las limitaciones del estudio se encuentra el hecho de que varios de los datos analizados fueron dados por los mismos participantes.

La importancia para nuestra salud de una correcta higiene de sueño.

Los expertos también han concluido que los primeros cambios cerebrales que llevan a la demencia, como la acumulación de proteínas relacionadas con el Alzheimer, suceden entre 15 y 20 años antes de que la enfermedad se muestre totalmente y las personas que la sufren empiecen experimentar problemas de concentración y memoria.

“Si bien no se puede confirmar el hecho de que no dormir lo suficiente verdaderamente aumente el riesgo de demencia, existen otras razones por las que una buena noche de sueño podría llegar a ser excelente para la salud del cerebro. Todos estos resultados en las investigaciones han podido confirmar la importancia de la higiene del sueño para la salud”, afirmó la Dra. Séverine Sabia del instituto nacional francés de investigación en medicina y salud.

Publicaciones relacionadas