Belleza

Tintes de cabello que te hacen ver mucho más mayor

Nuestro cabello también envejece: en muchos casos se vuelve más seco y rebelde, y «necesitar» un tinte habitual para cubrir las canas ciertamente no ayuda. Sin embargo, en general merece la pena: si la intención es parecer un poco más joven, el color adecuado puede marcar una gran diferencia. Pero hay que tener cuidado de elegirlo bien y acudir a estilistas buenos y actualizados. De hecho, el remedio puede ser peor que la enfermedad: con el color equivocado, te arriesgas a lucir muchos, muchos años más… aunque seas joven!

Usar colores muy fríos.

Hablamos de cómo el color debe adaptarse al de la piel y por tanto a su subtono. Sin embargo, si lo que quieres es quitarte unos años de encima, utilizar colores claros y cálidos son la opción ideal, pero en particular, evita los colores como el rubio hielo, el platino y todos aquellos tonos que sean muy fríos, los cuales están muy de moda en la actualidad.

Usar el color que tenías en tu infancia.

El tono de cabello adecuado debe encontrarse en completa armonía con el color de la piel y los ojos. Por esta razón, por lo menos las primeras veces, es recomendable ponerse en contacto con estilistas expertos. Permanecer anclado a nuestro color natural, muchas veces es una decisión que se hace para «estar en el lado seguro», pero puede ser un arma de doble filo. En realidad, al pasar el tiempo el tono de la piel puede cambiar un poco, volverse más pálido y opaco y, por tanto, necesitar más brillo.

Usar un color muy diferente al que teníamos de pequeños.

Es cierto que no debemos fijarnos tanto en el color que teníamos de niños, pero hacer completamente lo inverso también está mal. Separarnos mucho de nuestro tono capilar natural podría envejecer nuestra apariencia.

Mantener las raíces muy oscuras.

Incluso hoy podemos ver que, muchas figuras populares, han adoptado la tendencia de usar un tono incorrecto, lo cual lleva a que su aspecto se vea más antiguo. Un claro ejemplo de esto son los tintes con raíces muy oscuras, a muchos les puede gustar o no, pero son muchos los que parecen de mayor edad cuando se lo aplican.

Un color plano y monocromático.

Un color plano y sin tridimensionalidad hace que el rostro se vea apagado en vez de darle brillo, es definitivamente todo lo contrario que debería hacer un buen tinte. Es sencillo cometer este error si usas un solo color de bricolaje, y peor aún si escoges un tinte mucho más oscuro que tu tono original.

De hecho, puedes optar por las mechas si lo que deseas es no ir al estilista y no tienes mucho cabello blanco que ocultar, dan un lindo efecto tridimensional, además, no dañan la salud del cabello.

Haciendo mechas a la antigua.

El nefasto tinte de cabello “rayado” debe dejarse a un lado por completo, no porque ya haya pasado de moda, sino porque hace que tu estilo se vea anticuado.

Muchas veces nos burlamos de los estilos capilares que creemos que son iguales desde la época del balayage, pero no se puede olvidar que todas tienen el mérito de apostar por un color multifacético y rico en reflejos naturales, que le dan un toque luminoso a tu cara y casi nos hacen parecer maquilladas, pese a que no lo estemos.