Belleza

Varices: 8 remedios para combatirlas

Las varices pueden ser un problema bastante molesto y antiestético, sobre todo para la apariencia femenina. Sin embargo, existen remedios que ayudan a combatir esta situación.

Como sabes, la sangre en las venas de nuestro cuerpo no fluye a través del bombeo del corazón, como lo hace en las arterias. La sangre se mueve en dirección al corazón gracias a las válvulas que le permiten moverse.

Cuando estas válvulas no funcionan correctamente, la sangre fluye mal y se acumula en las venas. Por lo tanto, se produce una congestión, la vena comienza a dilatarse y a extenderse, y empieza a aparecer elevada y de color azul o incluso morado.

Si bien es cierto que algunas personas no pueden evitar la aparición de las varices, si pueden reducir claramente las probabilidades de aparición de esta patología. Esto se puede conseguir siguiendo los siguientes consejos:

La hidroterapia.

La hidroterapia es un increíble remedio para contrarrestar las varices y mejorar la circulación sanguínea. Este truco está basado en el contraste de temperatura, contribuye a la elasticidad de las venas y genera una sensación de alivio ante algunas molestias: la comezón, el ardor y el dolor.

Sin embargo, puedes hacerlo en casa, aunque no con la misma intensidad de beneficios. Puedes meterte en la ducha y alternar el chorro de agua en las piernas de caliente a frío.

Medias de compresión.

Se trata de unos calcetines que puedes usar todo el tiempo, aprietan más en la zona del tobillo y la tensión se reduce a medida que se acercan a la rodilla. Ayudan a la circulación sanguínea y también benefician a las venas varicosas.

Has ejercicio.

Hacer actividad física activa los músculos de las piernas, lo cual contribuye a nuestro sistema venoso. Por ello, el deporte es un increíble aliado al momento de evitar la aparición de las varices. Evita ejercicios en los que los pies impacten contra el suelo, ya que no ayudan a tratar esta problemática. En su lugar, mejor ejercítate caminando, nadando o montando bici.

Mantenga las piernas elevadas.

Todos los días para promover una buena circulación sanguínea, levanta las piernas por unos minutos, también puedes ayudarte con almohadas. Esto ayuda aprevenir la aparición de los síntomas.

Aceite esencial de ciprés.

Utilízalo para un masaje diario, incluso dos veces al día. Mezcla cinco gotas en un aceite portador como el de sésamo o el de almendras dulces. Realiza un automasaje empezando por los pies y subiendo. Si puedes, mantén las piernas ligeramente elevadas. Además de tener un efecto positivo sobre la circulación, también alivia las molestias.

Vinagre de manzana.

El vinagre de sidra de manzana es un buen remedio natural para las varices. Más que nada, ayuda a prevenirlos y es un producto que puedes usar para masajes sin gastar mucho dinero. Empapa un trozo de gasa en vinagre de sidra de manzana y luego úsalo para dar un suave masaje local de abajo hacia arriba, es decir, en la dirección del movimiento de la sangre.

No olvides que las varices pueden aparecer por muchísimas razones:

  • El sedentarismo.
  • El sobrepeso.
  • El embarazo.
  • La ingesta de alimentos que contienen poca fibra y mucha grasa.
  • El tipo de trabajo que tengas: sentado o mucho tiempo de pie, puedes incrementar la probabilidad de la aparición de las varices.
Síguenos en Google Noticias