Lentillas diarias o mensuales: ¿Cuáles son mejores?

Las lentillas son una estupenda alternativa para la mayoría de las personas que sufren problemas visuales y no quieren usar gafas todo el tiempo o realizarse alguna cirugía.

Su practicidad, comodidad y su capacidad para permitir tener una visión mucho más extensa, hacen que estos lentes sean indispensables para las personas que padecen problemas visuales como miopía, presbicia y astigmatismo.

Veamos cuáles son las diferencias entre las lentillas diarias o mensuales

Las lentillas diarias: se caracterizan por ser muy suaves y su duración es muy corta. Se deben dejar de usar al final del día, por lo que se consideran más higiénicas.

Las lentillas mensuales: están fabricados en hidrogel de silicona y se pueden utilizar alrededor de 30 días, por supuesto si se limpian y se guardan debidamente en su estuche después de cada uso. Las lentillas mensuales las podemos encontrar en el mercado en una variedad más amplia que la de los diarios y tienen un costo mucho más bajo.

Problemas como el astigmatismo, no tienen lentillas diarias que favorezcan a todas las personas, lo mismo que la miopía que no maneja lentes diarios para todos los ejes. Los dos tipos de lentillas no están hechos para usarse en un periodo de más de 8 horas, máximo 10 horas, y por ningún motivo deben utilizarse para dormir.

Es muy importante tener presente las fechas de caducidad que indican en el empaque. Una buena recomendación es lavarse bien las manos para eliminar cualquier rastro de suciedad antes de colocarse las lentillas.

Entonces, ¿Cuáles lentes de contacto debemos elegir?

Lo primero que se debe tener en cuenta es identificar la propia patología y luego entender cuáles tipos de lentillas son los adecuados para enfrentar el problema. También se deben tener presente algunas características del estilo de vida o las necesidades personales.

Para aquellas personas que tienen sensibilidad en sus ojos y, por lo tanto, tienen constantes inconvenientes de enrojecimiento e infecciones, los más adecuados son las lentillas diarias, ya que disminuye las posibilidades de contaminación por microorganismos que pueden ser dañinos para la vista.

Por lo regular, las lentillas diarias están catalogadas como las más prácticas, debido a que son prácticamente desechables, por ello, no se necesita estar pendiente al cuidado ni a la limpieza, pero sí se deben cambiar aproximadamente una vez al año.

Las lentillas mensuales son las preferidas, ya que los materiales son cada vez más transpirables e innovadores, y ayudan a que la córnea respire y de paso al oxígeno. Esta particularidad ayuda en gran medida a quienes practican algún deporte y se sienten más cómodos con las lentillas blandas.